Cataluña opta por abrir su propia vía

Las universidades catalanas parecen haber optado por abrirse camino por su cuenta en la reforma del sistema, convencidos de que el actual Gobierno del PP no tiene entre sus prioridades resolver los problemas que afectan al mundo académico. Ayer, en la inauguración del curso de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), el comisionado para Universidades de la Generalitat, Joan Albaigès, anunció que el Sistema Universitario Catalán ha iniciado ya el "despliegue normativo" que le permitirá una mayor independencia para afrontar las reformas necesarias. Dos leyes han entrado ya en el Parlamento autonómico: la ley de Ordenación de los Consejos Sociales y la Ley del Consejo Interuniversitario de Cataluña.La importancia de esta última estriba en que procurará un foro legalmente constituido al margen del Consejo de Universidades. Albaigès fue muy crítico con esta última institución, que, en su opinión, ya no realiza la labor que debiera, peca de "corporativista" y su gestión es "inoperante". El comisionado hizo un nuevo llamamiento a solucionar el candente problema de la carrera docente.

Más información

Como muestra de independencia, los rectores de las universidades catalanas han decidido este año no dar lectura ni hacer ninguna referencia al comunicado elaborado por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) en los actos oficiales de inauguración del curso académico. En opinión de los rectores sólo se extiende en cuestiones corporativas y no entra en los grandes problemas que afectan a la universidad española.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de septiembre de 1998.

Lo más visto en...

Top 50