Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica y Sogecable explican en Bruselas su proyecto digital

Aseguran a Van Miert que no quieren construir un monopolio

La fusión de las dos plataformas españolas de televisión digital no pretende convertir al ente resultante en un monopolio. Así lo manifestaron los presidentes de Sogecable, Jesús de Polanco, y de Telefónica, Juan Villalonga. Ambos acudieron ayer a Bruselas para presentar al comisario de la Competencia, Karel Van Miert, su proyecto de unión, cuyo desarrollo concreto están ultimando. Van Miert recordó que el mercado debe permanecer abierto a otros posibles competidores.

Villalonga y Polanco -acompañados del consejero delegado de PRISA, Juan Luis Cebrián, y del vicepresidente de Telefónica, Javier Revuelta- informaron también de sus proyectos al comisario de Asuntos Audiovisuales, Marcelino Oreja, y al vicepresidente de la Comisión, Manuel Marín, pues el acuerdo tiene como referente "el Tratado de la UE; ése es el marco, no hay otro", manifestó Polanco. Con ello reiteraba que ambas empresas reconocen de entrada la capacidad decisoria de la Comisión sobre su proyecto.La información a los comisarios fue "de cortesía" o "preliminar", como indicaron ambos empresarios. Es previa a la notificación oficial requerida para las fusiones de dimensión comunitaria, que debe formalizarse como máximo una semana después de realizada la operación. El acuerdo detallado debe estar listo para el 30 de septiembre, según el pacto alcanzado por ambas empresas el pasado mes de julio. "Estamos en el inicio de un proceso, que esperamos sea lo más corto posible", afirmó Villalonga. Ahora ambos equipos están ultimando la concreción del pacto. Algo siempre importante, pues como dicen los diplomáticos, el diablo está en los detalles. "Todo y nada", respondió Polanco a la pregunta de qué asuntos les quedan por dirimir.

Al no disponer del alcance exacto del proyecto, Van Miert prefirió aplazar sus opiniones hasta después de la notificación. Pero "lo indispensable es que el mercado permanezca abierto" a otros operadores, adelantó su portavoz. Ese será el baremo básico utilizado por la Comisión para dar el visto bueno a la operación, en la doble vertiente de apertura tecnológica -deben utilizarse descodificadores abiertos- y de acceso a los contenidos, como películas o retransmisiones deportivas, de forma que un eventual competidor pueda también "construir programaciones atractivas", precisó.

Sin exclusiones

Los presidentes de Sogecable y Telefónica aseguraron que rehuyen las tentaciones monopolísticas. "No queremos ni ser un monopolio ni abusar de ninguna posición dominante y no somos excluyentes en nada", afirmó Polanco, para quien "es evidente" que quedará espacio para otras opciones, pues "igual que hay competencia entre ofertas telefónicas va a haberla en el campo de la televisión de pago" a través del cable. "Pasado mañana los operadores de cable van a empezar ya a ofrecer servicios de televisión, de voz y de conexión a Internet", redondeó Villalonga.En cambio, "nosotros no podemos actuar en el cable", indicó el presidente de Telefónica, aludiendo a que su empresa está sometida a una moratoria en este subsector. Su argumento es que los operadores de cable ofrecerán enseguida a sus clientes televisión digital "en las regiones donde el cable empiece a actuar", con lo que la competencia estaría así asegurada, sugirió. Un asunto que la Comisión analizará con lupa, pues según el portavoz de Van Miert el actual y aún incompleto esquema del cable español "no puede considerarse una competencia de facto; en unas áreas puede haberla y en otras no".

Otro asunto que concentrará el interés de la Comisión Europea es el de los contenidos. Bruselas reconoció el pasado julio la legitimidad de los derechos exclusivos ostentados por Sogecable/Canal Satélite para determinadas retransmisiones de encuentros de fútbol y por un período de tres años. Al pasar ahora a la nueva plataforma en ciernes podría provocar la "creación de un monopolio: lo importante es que éste sea potencialmente transitorio", declaró el portavoz de Van Miert.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de septiembre de 1998