Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Soares propone crear un observatorio mundial del océano

El ex presidente luso presenta un informe sobre la crisis del mar

El presidente de la Comisión Mundial Independiente sobre los Océanos, Mario Soares, propuso ayer en la Expo de Lisboa la creación de un Observatorio Internacional que se encargue de la conservación de los océanos, tema monográfico de la muestra lisboeta. En un solemne acto, Soares presentó un informe sobre el estado de crisis que atraviesan los mares y propuso la creación del citado organismo.

Este organismo de nueva creación debería integrarse en el ámbito de las Naciones Unidas, para, según Soares, "preservar y defender los recursos de los océanos como fuente de riqueza y desarrollo para el futuro". Lisboa es candidata a sede del observatorio.Constituida por 42 miembros de 34 países, independientes de gobiernos y organizaciones internacionales, la Comisión Mundial Independiente fue creada en 1995 en Tokio con el objetivo de elaborar un informe final sobre el estado de los océanos que será sometido a estudio por la Asamblea General de las Naciones Unidas en los próximos meses. Precisamente en el Año Internacional de los Océanos, declarado por la ONU, y en uno de los actos estrella de la Expo de Lisboa, el ex presidente portugués reconoció que "no es exagerado hablar de una crisis de los océanos". No obstante, el balance sobre el planeta azul fue suficientemente descriptivo y, de ahí, la enumeración de las continuas amenazas que padece: "Las disputas territoriales que amenzan la paz y la seguridad, los cambios climáticos globales, la pesca excesiva, la pesca de arrastre indiscriminada, la destrucción de hábitats, la extinción de especies, la polución, el comercio ilegal, el congestionamiento de las rutas de navegación, el tráfico clandestino de personas, la piratería, el terrorismo o el desequilibrio de las comunidades costeras".

A pesar del maltrato del que son víctimas las aguas, Mario Soares lanzó un mensaje de esperanza para que las generaciones futuras puedan servirse de la inmensa fuente de recursos que suponen los océanos. El ex presidente portugués reconoció que "los estudios económicos realizados hasta el momento sobre el aprovechamiento de los mares han sido poco profundos". En este sentido, propuso la convocatoria de una conferencia internacional sobre los océanos y la creación del citado observatorio ("una especie de Amnistía Internacional sobre los océanos") con el objetivo de establecer políticas nacionales e intergubernamentales que protejan la conservación de los mares e impidan su progresivo deterioro.

El líder histórico de los socialistas defendió la creación de un Defensor de los Océanos que debería estar facultado para "recibir e investigar las denuncias y divulgar sus conclusiones a las autoridades competentes".

Según el informe presentado por Soares, "el 70% de las reservas mundiales están explotadas al límite, mientras se siguen construyendo navíos-fábrica que generan enormes desperdicios". "Las descargas terrestres", continúa, "representan el 44% de la contaminación humana lanzada a los mares y éstas provocan la extinción de numerosas especies marinas y el crecimiento de las llamadas zonas muertas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de septiembre de 1998