Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Reino Unido analiza amígdalas por el mal de las 'vacas locas'

Miles de muestras de apéndices y amígdalas conservadas por los hospitales británicos tras intervenciones consideradas de rutina, van a ser analizadas ahora en busca de trazos de la variante humana de la enfermedad de las vacas locas. La proteína (prión) que la origina fue hallada por casualidad por los patólogos que supervisaron la operación de apendicitis sufrida por un guardacostas de Devon.Dado que todos los centros médicos británicos guardan porciones de los tejidos más diversos, el Ministerio de Sanidad espera averiguar cuántas personas han podido estar expuestas a la encefalopatía.

Ocho meses después de la operación de apendicitis, el paciente de Devon, en la cuarentena, mostró los primeros síntomas del mal de Creutfeldt-Jakob. Atribuido al consumo de carne de res afectada por la encefalopatía espongiforme bovina (EEB), éste se ha cobrado ya 27 víctimas en el Reino Unido desde 1995. Hasta la fecha sólo un análisis del cerebro, efectuado después del óbito, servía para ratificar la presencia de la proteína en el organismo del paciente. Las muestras serán seleccionadas al azar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de agosto de 1998