Pastrana asume la presidencia de Colombia con la paz y la política social como ejes de su mandato

Una estrategia de paz, ligada a una nueva política social, la reforma política y un ajuste económico, serán los ejes de los primeros días del Gobierno del nuevo presidente colombiano, Andrés Pastrana. Así lo planteó en su discurso de toma de posesión, que consistió en un acto sobrio en la plaza de Bolívar de Bogotá. Más de 2.000 invitados especiales, entre ellos el príncipe Felipe de Borbón, acompañaron a Pastrana -abogado y periodista de 46 años- en la ceremonia en la que prestó juramento ante el presidente del Congreso colombiano, Fabio Valencia.

La paz, ligada a una nueva política social, la lucha contra el narcotráfico, la reforma política y el ajuste económico fueron los temas centrales del discurso de posesión del nuevo presidente Andrés Pastrana. Aunque se esperaban precisiones y anuncios concretos sobre estos temas -prioritarios en este momento en un país en profunda crisis- sus palabras no pasaron de ser una declaración de buenas intenciones. Usó un tono sereno pero decidido, lo que podría presagiar el carácter de su Gobierno. Más de 2.000 invitados especiales, entre ellos el príncipe Felipe, acompañaron a Pastrana y a su vicepresidente Gustavo Bell, en la ceremonia de juramento.El hijo del fallecido ex presidente Misael Pastrana reiteró que "asumirá el liderazgo de la construcción de la paz" y aseguró que el Gobierno, la Comunidad Internacional y los colombianos prósperos financiarán la paz. La reforma política propuesta incluye la modernización de los partidos y la erradicación de la corrupción. En este tema se mostró especialmente enfático: "Quiero pasar a la historia como el gobernante más limpio de Colombia".

Pastrana recibió ayer un país en quiebra. "Rasparon la olla", fue la expresión que usó el nuevo ministro de Hacienda, Juan Camilo Restrepo, al conocer la realidad de las finanzas públicas. La reactivación económica será tarea prioritaria.

La opinión general es que Pastrana parte con un entorno favorable: gran respaldo político y un Gabinete más técnico que político que demuestra que Pastrana -aunque sus enemigos no le vean talla de estadista- es un hombre que se sabe rodear. Una encuesta publicada por el diario El Espectador muestra que el 68% de los colombianos creen que su Gobierno sacará a Colombia de la crisis.

Después de cuatro días de ofensiva insurgente, la Cruz Roja continuó ayer en su tarea de recoger heridos y muertos por todo el país. La guerra se da ahora en el campo de las cifras: el Ejército habla de muchos menos muertos, heridos y desaparecidos en sus filas de los que informa la guerrilla en su "parte de guerra". Al dar sus cifras -143 muertos, 136 prisioneros de guerra-, el ideólogo de las FARC Alfonso Cano aseguró que todas estas acciones militares son "consecuencia directa de la tortura de este nefasto Gobierno que termina". El jefe guerrillero calificó al saliente Gobierno de Samper de "inmoral, vergonzoso, criminal y terrorista".

Samper, al despedirse en corta y lacónica alocución por televisión, pidió disculpas por sus "equivocaciones", y aseguró que, a pesar de todos los obstáculos, cumplió con el país y gobernó hasta el último minuto del último día del último año de su mandato.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 07 de agosto de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50