Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La caída demográfica deja por primera vez plazas libres en Derecho

Milagros de la caída en el índice de natalidad. Por primera vez en la historia reciente de la universidad madrileña, la mayoría de las facultades de Derecho no han conseguido cubrir todas sus plazas con los alumnos que aprobaron la selectividad en la convocatoria de junio. El cupo se ha completado por muy poco en la Complutense, aunque con una nota de corte muy baja (5,17 frente al 5,49 de hace un año), mientras que en las facultades de la Autónoma y Alcalá sucede lo nunca visto: aún hay huecos vacíos para las clases del primer curso y la nota de acceso ha caído hasta el 5.Así pues, los alumnos de septiembre tienen aún posibilidad de estudiar el mundo de las leyes, la carrera que tradicionalmente acumula más peticiones en la región (3.436 en 1997). El año pasado sólo quedaron plazas libres para Derecho en el Ramón Carande de Vicálvaro, entonces un centro adscrito a la Complutense y este año reubicado en el organigrama de la joven Rey Juan Carlos.

El caso de una carrera tan emblemática es la mejor prueba de que las curvas de oferta y demanda de plazas se van acercando inexorablemente. Las preinscripciones para el curso universitario 1998-99 en Madrid ascienden a 49.259, frente a las casi 53.000 de hace un año y las 57.700 que se contabilizaron en el 96-97. Con todo, aún habrá que esperar tres o cuatro años para conjugar el déficit de plazas en los campus madrileños: las seis universidades públicas de la región ofrecen esta vez 44.154 plazas, de las que 2.664 (el 6,4%) corresponden al distrito compartido, la reserva que se realiza para estudiantes de otras comunidades autónomas.

Entre el incremento de plazas y la caída demográfica, las notas de corte que ayer se conocieron son inferiores a las de 1997 en la mayoría de las titulaciones. En Administración y Dirección de Empresas, la segunda en la clasificación de carreras demandadas, las cifras también son reveladoras: la nota de acceso se reduce en 34 centésimas en la Complutense, 13 en la Autónoma y 11 en la Carlos III. PASA A LA PÁGINA 3

Estudios de moda

Las universidades públicas madrileñas aún soportan un déficit de unas 5.000 plazas

Así las cosas, el que algunos estudios vean incrementada su calificación de acceso se hace particularmente reseñable: si hay más demanda de un estudio incluso con menos estudiantes en el mercado, ello quiere decir que esa disciplina está muy bien considerada entre los jóvenes de la Comunidad. En suma: que está de moda. Esta circunstancia se registra en Biología (6,60 en la Complutense, 14 centésimas más que hace un año), Arquitectura (7,33, 13 centésimas más) y, en menor medida, Psicología (6,10 frente a 6,07) y Ciencias de la Información-Periodismo (6,70 por 6,67 en el curso pasado).El ejemplo de Psicología es el de una facultad de ascenso meteórico: este año fue muy comentado su ascenso al tercer puesto de las carreras más demandadas -era la séptima en la clasificación anterior-, y esa posición de privilegio se consolida ahora de forma muy convincente. La desbancada en esa tercera posición fue, precisamente, Periodismo, aunque las notas de corte difundidas ayer parecen confirmar las palabras que pronunció el entonces decano de la facultad, Javier Fernández del Moral: "La caída de la demanda es sólo circunstancial. Este año, con el éxito de la serie Periodistas, la eclosión de las plataformas digitales de televisión y demás, seguro que vuelve a subir el número de peticiones". Acertó.

Los nuevos universitarios en centros públicos de la Comunidad de Madrid para el curso 1998-99 se repartirán de la siguiente manera: 18.670 en la Complutense, 7.704 en la Autónoma, 7.176 en la Politécnica, 4.858 en Alcalá, 3.146 en la Carlos III y 2.600 en la Rey Juan Carlos, que sube espectacularmente (este primer curso sólo tuvo 300 alumnos matriculados) gracias a la incorporación de los alumnos de la Ramón Carande de Vicálvaro y a la puesta en marcha de nuevas titulaciones, como la licenciatura de Químicas y la diplomatura de Química Industrial.

Dentro de esta tónica de descensos generalizados en las estadísticas, sólo la demanda de plazas por parte de estudiantes extranjeros experimenta una subida relevante en términos porcentuales: si en el curso 1996-97 eran 195 los solicitantes, este año ya se ha alcanzado la cifra de 382.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de julio de 1998

Más información