Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Convenio para crear en Premià un centro para la conservación de especies marinas

La Fundación para la Conservación y Recuperación de Animales Marinos (CRAM) pretende crear conjuntamente con la Fundación Territorio y Paisaje de Caixa de Catalunya un centro de estudio y conservación de especies marinas amenazadas que se acabe convirtiendo en el referente de esta materia en toda la cuenca mediterránea. Con este objetivo, ambas entidades firmaron ayer un convenio de colaboración que supone una inversión de nueve millones de pesetas para el proyecto en 1998.

La Fundación CRAM -que se dedica a la recuperación de cetáceos y tortugas desde 1991- ha entablado conversaciones con la Universidad de Barcelona y con la Universidad Politécnica de Cataluña para que se integren también en el proyecto. El nuevo centro realizará un censo exhaustivo de las poblaciones marinas más amenazadas y construirá instalaciones clínicas adecuadas para el tratamiento y recuperación de cualquier animal marino. La investigación sobre las enfermedades y patologías de estos animales, así como la creación de una red de captación y archivo documental, también serán objetivos de la nueva entidad, que contará con la experiencia de la Fundación CRAM. Esta fundación lleva a cabo, entre otros, un programa de recuperación de tortugas durante el verano. En el primer mes de la campaña de este año ya han tratado a 35 ejemplares de esta especie, que realiza en los meses de calor su migración anual y pasa frente a las costas catalanas. La entidad ha devuelto a su hábitat natural un total de 32 animales. Ayer, coincidiendo con la firma del convenio con la Fundación Territorio y Paisaje, fueron devueltas al mar dos tortugas recuperadas en el centro. Uno de los proyectos más ambiciosos de la Fundación CRAM es la reintroducción en España de la foca monje, cuya colonia más importante se encuentra en Mauritania. En agosto, dos expertos de ese país recibirán en las instalaciones de Premià de Mar cursos de formación sobre el tratamiento de determinadas enfermedades de los mamíferos marinos. Se pretende que este intercambio sea el primer paso para establecer un marco de colaboración que en el futuro permita instalar comunidades de foca monje en varios lugares de España. Según la Fundación CRAM, en 1973 todavía había una pequeña colonia de focas monje en el cabo de Creus. El objetivo de la relación con Mauritania es permitir la reintroducción de este animal en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de julio de 1998

Más información

  • La Fundación CRAM ha salvado y devuelto al mar 32 tortugas este año