Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La construcción de la tercera pista de El Prat será posterior a la del parque Litoral

La tercera pista del aeropuerto de El Prat no podrá ser construida antes que el parque Litoral, según un acuerdo firmado por los ayuntamientos de Barcelona y El Prat, y el Gobierno catalán. El pacto fue firmado el pasado 2 de julio por el alcalde de Barcelona, Joan Clos; el de El Prat, Lluís Tejedor, y el consejero de Política Territorial, Pere Macias. Éste afirmó ayer en Lleida que el ecólogo Ramon Folch supervisará la ampliación del aeropuerto con el visto bueno de todas las partes implicadas en las obras.

La colaboración de Folch aportará solidez al proceso para poder definir un buen aeropuerto, en opinión de Macias. El consejero realizó estas declaraciones en Lleida, después de asistir en Madrid a la reunión celebrada por el presidente Jordi Pujol y el ministro de Fomento, Rafael Arias Salgado. Pere Macias dijo que en la reunión se trató de cuestiones relacionadas con las grandes obras de infraestructura pendientes en Cataluña. Como es obvio, la ampliación del aeropuerto de El Prat es en estos momentos uno de los proyectos estrella en las negociaciones entre la Generalitat y el Gobierno central. Sobre este tema, Macias explicó que Pujol y el ministro Arias Salgado habían hecho un seguimiento de los últimos acuerdos y del trabajo que se está realizando. Entre los cometidos de Folch estará el de comprobar que se cumple el pacto firmado por las tres administraciones catalanas, cuyo texto íntegro reproduce la revista El Prat en un número de inminente distribución y dedicado monográficamente a la ampliación del aeropuerto. El acuerdo afirma: "Los terrenos del parque Litoral, de dominio y uso público, serán adquiridos y acondicionados para un nuevo destino con anterioridad a la puesta en funcionamiento de la nueva pista". Este terreno es el que va desde el mar hasta la zona aeroportuaria "en un ámbito comprendido entre las zonas ZEPA [zona de protección de aves], la valla del aeropuerto y la playa". El pacto incluye la creación de un consorcio que gestione las zonas protegidas. La creación de este organismo, integrado por AENA o quien ella decida, el Gobierno catalán y los ayuntamientos afectados, deberá producirse también "con anterioridad al funcionamiento de la nueva pista". Este consorcio " actuará de manera coordinada con el organismo de gestión de los espacios protegidos, con la finalidad de realizar una gestión ambiental coherente en el ámbito del delta". La creación del parque Litoral comportará la rehabilitación de la playa hasta dejarla apta para el baño; además se delimitarán áreas de descanso a la sombra de las pinedas y espacios de paseo y recreo, y se construirán instalaciones deportivas. Macias afirmó ayer que en la reunión con el ministro Arias Salgado constató que el proyecto avanza en sentido positivo y que todas las partes están de acuerdo en aceptar la colaboración y el asesoramiento de Ramon Folch en las cuestiones ambientales. Plan director A primeros de septiembre se reunirá la comisión permanente, integrada por representantes de todas las administraciones implicadas en la obra, y a partir de entonces se encargarán los estudios ambientales y se analizará el plan director de esa infraestructura aeronáutica para que pueda ir avanzando. Se esperaba que ayer se diera a conocer el primer borrador del plan director del aeropuerto, a juzgar por los acuerdos alcanzados por el PP y CiU en el último debate de la nación. Ni Macias ni Pujol hicieron alusión a él, lo que hace pensar que su entrega ha sido pospuesta. El resto de las administraciones implicadas tampoco habían recibido ayer el borrador del plan. Otro de los proyectos analizados durante la conversación entre Pujol y Arias Salgado fue el de la línea del tren de alta velocidad (AVE). Tras señalar que en estos momentos el Ministerio está estudiando las alegaciones del tramo Lleida-Martorell, Macias dijo que está previsto que en septiembre salga a exposición pública el trazado entre Barcelona y la frontera francesa. El consejero reconoció que los aspectos más controvertidos se refieren al paso del tren por Barcelona, cuestión que está en fase de estudios previos. "Está claro", añadió, "que el aeropuerto ha de tener conexión con el AVE, lo cual supone un ingrediente más en este proceso. Pensamos que tiene que haber una línea que por el Llobregat acerque las mercancías al puerto y a los pasajeros al aeropuerto. El de mercancías no tiene por qué pasar por Barcelona; en cambio, el de pasajeros sí. Pero también ha de existir una línea directa por el Vallès que confluya en La Llagosta. El esquema final está asumido por todos y en todo caso lo que se ha de definir son las prioridades sobre los tramos que se han de construir en primer lugar". Puestos de trabajo El Ayuntamiento de El Prat ha calculado que la ampliación del aeropuerto supondrá 17.500 nuevos puestos de trabajo, que se añadirán a los 5.000 actuales, una vez que se alcancen los 30 millones de pasajeros. De todas formas, si los cálculos hechos a partir de la capacidad de la nueva pista se cumplen, pasarán por el aeropuerto 40 millones de pasajeros al año, lo que supone 400.000 operaciones anuales y una capacidad de hasta 90 aterrizajes o despegues en horas punta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de julio de 1998

Más información

  • El ecólogo Ramon Folch asesorará en el proyecto de ampliación del aeropuerto