Las haciendas pretenden delegar en los bancos la gestión de las deducciones por préstamos hipotecarios

Las haciendas vascas pretenden impulsar, al calor de la reforma del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), otra iniciativa para reducir el número de contribuyentes que deben realizar la declaración de la renta. El diputado general de Vizcaya, Josu Bergara, anunció ayer durante la presentación de la reforma en las Juntas Generales que el proyecto prevé que las diputaciones deleguen en las entidades financieras la deducción de los intereses por préstamos para la adquisición de viviendas. Los bancos y cajas de ahorros descontarían de los créditos de sus clientes la cantidad correspondiente a la deducción, que les sería reembolsada después por la hacienda foral. Para ello será necesario un acuerdo con las instituciones de crédito, en el que no se descartan otras fórmulas. Esta propuesta afectaría a una gran cantidad de contribuyentes, ya que en 1996 de las deducciones aplicadas por la compra de viviendas -que se elevaron a 8.300 millones de pesetas en Vizcaya y casi 15.600 millones en todo el País Vasco- se beneficiaron un total de 142.500 personas. Un portavoz de Hacienda indicó que la iniciativa podrá aplicarse a gran parte de esos 142.500 contribuyentes, ya que sólo habrá que excluir a las personas que ingresen más de cinco millones brutos, a los empresarios y profesionales, que declaran independientemente de sus ingresos, y a los que tengan que presentar declaración porque se beneficien de otras deducciones. Es decir, servirá para quienes tengan sólo rentas del trabajo y la deducción por vivienda, siempre que el importe de ésta no supere 30 millones de pesetas. Por otra parte, el debate sobre la reforma del IRPF transcurrió sin excesiva controversia. IU y HB criticaron que se sigue manteniendo el grueso de la presión fiscal sobre los asalariados y sostuvieron que las medidas para combatir el fraude son insuficientes. Y mientras el PSE mostraba su acuerdo con el proyecto de IRPF, el PP, que prometió no hacer "un discurso incendiario", subrayó que las diputaciones se han plegado a la voluntad del Gobierno vasco. Los responsables de Hacienda también dijeron que se seguirá la línea de otros países europeos y que en el futuro los rendimientos de capital tributarán por un tipo fijo que se situará alrededor del 20%.

Más información
ELA y LAB dicen que la propuesta del nuevo IRPF vasco beneficia a las rentas más altas
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS