Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mejillones y lapas

Aunque el estudio no contiene datos concretos sobre la evolución de la fauna marina, los dos profesores de la UPV hablan de un progresivo crecimiento. "Hace diez años apenas había nada y ahora aparecen mejillones y lapas, que son claros indicadores de la recuperación de las aguas". Gorostiaga señala que el tratamiento biológico en la depuración alcanza ahora al 50% y que cuando llegue al 90% habrá una situación muy diferente. A su juicio, el ecosistema del Abra no se estabilizará hasta dentro de 12 ó 15 años. "En una década puede estar en una situación aceptable, cuando la red de colectores de saneamiento esté ya finalizada y el tratamiento biológico se complete".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de junio de 1998