Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Plan de choque para 14.000 expedientes

La Confederación del Guadiana apila en sus oficinas 14.000 expedientes por excavación de pozos ilegales en La Mancha. Desde que en 1988 se cerró el plazo para registrar derechos, se han resuelto otros 14.000, según Francisco Llerena, presidente del organismo autónomo. Esos 28.000 pozos deberían clausurarse si no se quiere seguir expoliando los acuíferos del alto Guadiana, declarados sobreexplotados.

La aplicación de la Ley de Aguas que incorpora al dominio público las subterráneas constituye un choque frontal con la cultura de la región, en la que a finales del siglo pasado Joaquín Costa localizaba unas 10.000 norias.

La colisión cultural del agua privada con la gestión pública está en plena efervescencia en La Mancha, en donde se enfrentan dos intereses contrapuestos: la restitución de los acuíferos y las rentas de los agricultores, que, según Juan Almagro, confluirán en un proceso natural a 15 años vista.

Las protestas de los agricultores han forzado a Medio Ambiente a buscar 900 millones para un plan de choque que resuelva el atasco de los expedientes pendientes de resolución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de mayo de 1998