Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salamanca será capital cultural europea en el año 2002

Los ministros de Cultura de la Unión Europea eligieron ayer a Salamanca como capital cultural europea del año 2002. La capital castellana compartirá este logotipo de atractivo turístico junto a la ciudad belga de Brujas. Los ministros dejaron la puerta abierta al Gobierno español para que decidiera cuál de las cuatro candidatas españolas se quedaría con la designación, y se limitaron a reservar para España el año 2002. El Ejecutivo español hizo honor al compromiso adoptado previamente en Consejo de Ministros y se decantó por Salamanca, candidata para ese año.Así, quedaron fuera Valencia ( candidata para el 2001), Granada (2003) y Barcelona (2004). El secretario de Estado de Cultura, Miguel Ángel Cortés, defendió los méritos de que tenía también Valencia para haber obtenido la capitalidad pero se acogió al hecho, aparentemente casi azaroso, de que la designada fuera Salamanca porque era la capital que se había presentado para el año finalmente asignado a España, el 2002.

En realidad fue el Gobierno español quien aceptó ese año, por lo que explícitamente se decantó por obtener para Salamanca la capitalidad en detrimento de Granada, Barcelona y, sobre todo, Valencia, que aparece como la gran derrotada . La derrota es sobre todo de proyección internacional . Para el 2002 aún no hay asignación presupuestaria, pero en ningún caso superará los 80 millones de pesetas que se dan ahora a las capitalidades culturales compartidas.

La condición universitaria de Salamanca será el núcleo del planteamiento de su capitalidad cultural, informa Ignacio Francia. El alcalde de la ciudad, Julián Lanzarote (PP), señaló que el esbozo de proyecto preparado se va a rematar sobre el tronco general de «Salamanca ciudad de encuentros y saberes». Al mismo tiempo, el alcalde indicó que «se elaborará un programa de inversiones en infraestructuras, que se recabarán de las distintas administraciones».

El Consejo acordó que las capitales del 2001 fueran Rotterdam y Oporto, las del 2002 Salamanca y Brujas, la del 2003 Graz -sólo una ciudad porque Austria nunca había logrado esta distinción para sus ciudades- y las del 2004 Lille y Génova.

Los ministros alcanzaron también un confuso acuerdo para establecer un sistema automático de designación de la capital a partir del año 2005. El sistema finalmente adoptado consiste en que desde ese año se volverá a la capitalidad cultural única y se turnarán los países a partir del orden en que irán ocupando la presidencia de turno de la Unión Europea.

El sistema es confuso porque hasta el último momento se hablaba de dos capitales anuales -porque de hecho hay dos países que presiden la Unión a razón de un semestre cada uno- y porque el pacto engloba el periodo 2005- 2019. Pero este reparto se ha hecho en función de los actuales quince socios y deja las puertas cerradas a los países de Europa del Este que mientras tanto se habrán incorporado a la Unión Europea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de mayo de 1998