Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento rechaza financiar la búsqueda de los restos de Velázquez

El alcalde, José María Álvarez del Manzano, aseguró el miércoles que le gustaría conservar los restos de Velázquez -ocultos supuestamente en el subsuelo de la plaza de Ramales- en un sitio "relevante". Pero, si se rescatan, no será con dinero del Ayuntamiento. El concejal de Obras, Enrique Villoria, del PP, precisó ayer que el Ayuntamiento no va a poner una peseta para realizar excavaciones arqueológicas en esta glorieta, aunque tenga planeado reformarla. Villoria mantuvo ayer que la rehabilitación de Ramales "sólo afectará a la superficie, con lo que no se tocará ningún resto arqueológico". La reforma, que cuesta 60 millones, cambiará el pavimento de la plaza, quitará espacio para los coches y colocará una fuente debajo del monolito central, el mismo que indica que allí está enterrado el genial pintor sevillano.

"Si la Comunidad quiere excavar, que lo comunique, pero deberá correr ella con los gastos", añadió el edil de Obras. El Ayuntamiento calcula que los trabajos arqueológicos que reclama la Consejería de Cultura para la glorieta de Ramales pueden llegar a costar unos cien millones de pesetas.

Bien de Interés Cultural

Fuentes de la Consejería de Cultura recordaron ayer que la exigencia de excavaciones arqueológicas previas en la plaza de Ramales "no es un capricho, sino una obligación que impone la Ley de Patrimonio".- Las mismas fuentes precisaron: "Cualquier modificación en un Bien de Interés Cultural, y la plaza de Rama les lo es, ya que está dentro del conjunto histórico-artístico de Madrid, requiere el visto bueno de la Comisión de Patrimonio. No importa que se excave mucho o poco, sino que se modifique la integridad de un monumento protegido. Si se permitiesen las obras del Ayuntamiento sin un estudio previo, la Consejería cometería una ilegalidad, un delito". Y continuaron en su explicación: "Nosotros hemos actuado conforme a la Ley de Patrimonio. Hemos recordado al Ayuntamiento que hay que realizar unas excavaciones previas y un estudio de las modificaciones que se van a llevar a cabo en la plaza. Sin ese dictamen, las obras no pueden comenzar. El único problema es que ha habido una falta de comunicación involuntaria entre las dos Administraciones [Ayuntamiento y Comunidad]. La Consejería de Cultura se enteró de que se iban a comenzar las obras por la prensa. Las excavaciones podrían comenzar en breve, porque no queremos retrasar los trabajos municipales. Pero esta obra la debe pagar el Ayuntamiento de Madrid, porque así lo indica la Ley de Patrimonio. Ahora bien, hay otra posibilidad: y es que la Comunidad los lleve a cabo de oficio. Eso es posible, si nos lo piden, pero no es una buena solución porque retra saría los trabajos municipales más de un año. Como no son unas obras de urgencia [no peligra el monumento], habría que presupuestar las excavaciones para el ejercicio de 1999. Cuando tuviésemos el dinero, se llevarían a cabo". José Miguel Rueda, director general de Patrimonio, rehusó ayer ofrecer su versión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de abril de 1998