Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La octava depuradora costará 5.737 millones

La nueva depuradora de Madrid ya tiene un precio establecido: el Gobierno del Estado, que es quien la paga, aprobó ayer destinar 5.737 millones para la construcción de la planta de La Gavia, al sur de la ciudad, que complementará a las siete ya existentes en la capital. La nueva depuradora se hará cargo de las aguas fecales que proceden de Vallecas, Leganés y Alcorcón. Servirá, por tanto, a una población de cerca de un millón de personas.

La construcción de esta estación, que durará cerca de tres años, se inscribe en el II Plan de Saneamiento Integral de Madrid, una actuación de inspiración municipal que modificará las alcantarillas, los colectores y las depuradoras de la ciudad.

El plan, que incluye la rehabilitación del tramo sur del Manzanares, el más degradado, costará cerca de 43.000 millones. De este dinero, la Unión Europea pone cerca del 80% del total por medio de los Fondos de Cohesión (aportaciones de la UE a los países menos desarrollados económicamente).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de abril de 1998