Cuenca replantea tres proyectos en el interior de su casco histórico

La comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Cuenca decidió ayer replantearse los macroproyectos que había puesto en marcha para el casco histórico de la ciudad, declarada Patrimonio Histórico de la Humanidad, según un miembro de la comisión. Este replanteamiento supone un paso atrás en las iniciativas desplegadas por la alcaldía, ante dos llamadas de atención sobre el grave impacto de las obras en un recinto de gran valor histórico y paisajístico. Sin haberlos sometido previa mente a consulta de los expertos, como es habitual en los procedimientos de cualquier actuación dentro de un entorno con el sello de Monumento Histórico de la Humanidad, el Ayuntamiento había adjudicado al grupo Acciona por 330 millones la construcción de dos ascensores desde la hoz del Huécar hasta las proximidades del Museo Abstracto. Pretendía construir un aparcamiento en Torre Mangana de cinco plantas subterráneas para 400 vehículos y montar una gigantesca fuente- cibernética en el parque del Huécar, valorada en 150 millones de pesetas, siempre con el apoyo de los fondos FEDER europeos.

Ciudad en peligro

Al tener noticia de estos proyectos, la Unesco remitió una carta a la alcaldía para que le hiciera saber su engarce en el delicado y singular marco paisajístico del recinto histórico de la ciudad. En la misma línea, el Comité Español de ICOMOS, una entidad que acredita ante la Unesco a los monumentos merecedores de ser declarados Patrimonio de la Humanidad, remitió al alcalde un denso informe de gran calado crítico contra los tres proyectos (EL PAÍS, 9 de abril). El informe denunciaba que los proyectos no habían sido debatidos y pedía al Ayuntamiento que reconsiderara su ejecución pues ninguno de ellos estaba contemplado en el Plan Especial que, aún sin estar aprobado definitivamente, contó con el consenso de todas las fuerzas políticas. De llevarse a cabo, ICOMOS advertía que Cuenca podría pasar a figurar dentro de las Ciudades Patrimonio de la Humanidad en Peligro.

Ante estas llamadas de atención el alcalde, Manuel Ferreros, del PP, convocó ayer a la comisión de Urbanismo para estudiar una respuesta. La comisión acordó desestimar la construcción de la fuente cibernética en el Huécar. La capacidad del aparcamiento de Torre Mangana se reduce de 400 a 170 plazas (las 120 previstas en el plan, más 50 previstas en las huertas del seminario).

En relación al proyecto de los dos ascensores, se encomienda a los autores del proyecto, Ramón Osma y Ángel Cubells, a que sean ellos mismos quienes defiendan ante ICOMOS la inocuidad impactante del túnel y los tenderetes de recuerdos con los que se pretende coronar la salida de los ascensores, cerca del Museo Abstracto y las Casas Colgadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 16 de abril de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50