Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NUEVA CRISIS EN LOS BALCANES

EE UU dice que el papel del mediador en Kosovo es 'clave'

La secretaria de Estado norteamericana, Madeleine Albright, considera "clave" el papel mediador que puede jugar Felipe González en la crisis de Kosovo, una misión en la que el ex presidente del Gobierno cuenta, además, con el pleno respaldo del Ejecutivo de José María Aznar. Albright realizó anoche una breve escala técnica en Madrid para entrevistarse con el ministro de Asuntos Exteriores, Abel Matutes, y agradecer al presidente Aznar el respaldo público de España a la posición norteamericana en la crisis de Irak.

La jefa de la diplomacia estadounidense llegó al aeropuerto de Barajas a las ocho de la noche procedente de Londres, donde horas antes el Grupo de Contacto sobre la crisis de Yugoslavia había adoptado nuevas medidas de presión para obligar a Belgrado a negociar una solución diplomática en Kosovo.

Matutes, que ofreció una breve conferencia de prensa junto a Albright en Barajas, expresó el pleno respaldo del Gobiemo español a los acuerdos alcanzados en Londres.

Sobre la misión de Felipe González, Albright no pudo ser más expresiva al afirmar que, durante su anterior misión en Yugoslavia, el ex presidente socialista "había desempeñado un papel importantísimo por su comprensión y conocimiento de la situacion en la antigua República de Yugoslavia". Y añadió: "Pensamos que una misión de González en lo que se refiere a Kosovo es importantísima y estamos convencidos de que debería formar parte de las medidas que se tienen que adoptar. El señor González puede desempeñar un papel clave en ese proceso".

Estar unidos

Sobre la crisis de Kosovo, la secretaria de Estado añadió que se han aprendido las lecciones de los últimos siete años. "Tenemos ahora la obligacion de hacer lo que no hicimos en 1991, cuando comenzó la guerra en la antigua Yugoslavia". Albrigth agregó que. igual que en el caso de Irak, también contaba con el apoyo de España en esta crisis. Matutes dijo que lo "fundamental" es "estar unidos, firmes y actuar rápidamente".La secretaria de Estado dejó bien claro que el principal motivo de su presencia en Madrid era expresar personalmente al Gobierno de Aznar el agradecimiento de EE UU al apoyo público que dio el Gobierno español a Washington durante la última crisis con Irak, "un apoyo" dijo, "que hizo que la amenaza de la fuerza fuera más creíble". Albright agregó que se debe "respaldar la diplomacia apoyada en el uso de la fuerza para que Irak cumpla las resoluciones" y expresó su confianza en que España y EE UU seguirán estando juntos en el futuro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de marzo de 1998