Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL PICASSO DESCONOCIDO

Venecia encumbra el "genio italiano" de Picasso

300 obras creadas entre 1917 y 1924 descubren en el Palazzo Grassi a un artista tierno y equilibrado

¿Se puede a estas alturas decir algo nuevo de Pablo Ruiz Picasso, un genio de la pintura del siglo XX sobre cuya obra se organizan al año una media de 40 exposiciones en todo el mundo? La respuesta, afirmativa por supuesto, se encuentra en la deslumbrante muestra que se inaugura mañana en el Palazzo Grassi, de Venecia, con cerca de 300 obras producidas por el pintor malagueño entre 1917 y 1924, bajo la intensa influencia de su primer viaje a Italia. Una exposición perfecta que ofrece al visitante la oportunidad de contemplar algunas creaciones casi desconocidas del artista español en el marco exquisito del palacio veneciano del siglo XVIII que se abre al Gran Canal. Las obras de la exposición están aseguradas en 90.000 millones de pesetas.

Picasso (1881-1973) sigue atrayendo y cautivando a los organizadores de muestras. La magnitud de su obra -de sus manos salieron decenas de miles de piezas de arte diversas- y la complejidad de su vida permiten además jugar con innumerables combinaciones.Pequeñas, grandes, medianas, las exposiciones sobre el genio malagueño no agotan nunca el tema. "Al contrario", opina Jean Clair, comisario de esta muestra -que pertenece al grupo de las grandiosas- y director del Museo Picasso de París, uno de los 44 museos públicos de 10 países diferentes que ha prestado las obras que se podrán ver en Venecia hasta el 28 de junio.

"A Picasso apenas empezamos a descubrirlo ahora", dice Clair. "Vivió muchos años y hasta su muerte fue reivindicado por escuelas e ideologías diversas. En los años veinte, por ejemplo, fue considerado el portavoz de la corriente mediterránea, que exaltaba un cierto provincianismo artístico, más bien de derecha; en los cuarenta, se le vio como un pintor adscrito al comunismo. Lo cierto es que fue un hombre que rompió ideologías y en su obra hay una gran cohesión, un sentido unitario que va más allá de escuelas o movimientos, sólo ahora empezamos a percibirlo".

Otro tanto opina Paolo Viti, director artístico del Palazzo Grassi, la institución cultural de la Fiat en Venecia, que con ésta -que ha llevado tres años y medio de preparación- lleva ya organizadas 17 muestras de primera magnitud sobre las grandes civilizaciones del pasado, el Renacimiento italiano, y el arte del siglo XX.

Desde la restauración del palacio por la arquitecta Gae Aulenti, en 1984, han pasado granes montajes monográficos, como los dedicados a los celtas, a los fenicios y a los griegos. También se rompe con Picasso una cifra récord en los seguros, al llegar a los 600 millones de dólares por las 300 obras del artista.

Genio absoluto

"Picasso es un genio absoluto como Mozart", declara Paolo Viti, para quien los meses que Picasso pasa en Roma, en 1917, con algunas escapadas a Nápoles y Pompeya, donde conoce los frescos, dejan una profunda huella en el artista.Viti ha asumido la tarea de convencer a innumerables autoridades en todo el mundo para que prestaran sus obras con destino a esta exposición cuya gestación le ha llevado tres años. La familia del pintor también ha colaborado. La solidez empresal de Fiat, que ha corrido incluso con los gastos de restauración de una de las obras -el grandioso decorado para el ballet Mercurio-, ha sido una ayuda clave.

La presentación del gran telón tiene carácter de acontecimiento, ya que ha permanecido enrollado durante 40 años en el Centro Pompidou de París.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de febrero de 1998