Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un centro holandés obliga a renunciar a la pornografía para usar Internet

Los estudiantes de ingeniería mecánica de la Universidad de Delft, en Holanda, han firmado un contrato en el que se comprometen a no consultar las páginas pornográficas de Internet desde las instalaciones del centro. Tampoco podrán enviar mensajes electrónicos a los amigos o pasar el rato con los juegos de la red. La escuela tomó la determinación después de comprobar que la mayoría de los ordenadores están todo el día bloqueados por utilizaciones indebidas y puramente personales que hacen los estudiantes.Según ha explicado un portavoz, si los alumnos no respetan el acuerdo firmado, la universidad les suspenderá la autorización de acceso a la red durante varias semanas. Para los alumnos reincidentes, el castigo será mucho más largo. La Universidad de Delft quiere evitar llegar al extremo de la de Nimega, situada al sureste del país, en la que hubo graves problemas de saturación de las máquinas el pasado año, casi siempre por las consultas de pornografía. A principios de este curso, el rector se vio en la necesidad de cerrar las aulas de informática cuando no había en las cercanías algún profesor que pudiera comprobar si, el uso era adecuado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de febrero de 1998