ARCO 98

Arco cierra sus puertas con un 10% más de ventas

La fundación compra para su colección ocho obras de artistas extranjeros por 20 millones

Arco cierra hoy sus puertas con un sentimiento de satisfacción en la mayoría de los galeristas. No se dan cifras, de momento, pero se calcula que ha habido un aumento del 10% en las ventas en esta edición. "Los dos últimos años han confirmado la tendencia ascendente del mercado del arte en España", dijo ayer Rosina Gómez Baeza, directora de Arco. Con más de 150.000 visitantes en los cinco días y numerosos coleccionistas y profesionales extranjeros, la feria madrileña e arte contemporáneo ha llegado a una consolidación que la sitúa entre las más atractias del mundo de la creación plástica.

Más información

"Nuestra feria ha venido ganando posiciones respecto a otras ferias internacionales y eso se está dejando sentir tanto en la cantidad de coleccionistas extranjeros que la visitan como en comisarios de exposiciones y hasta en el nivel de ventas", afirmó ayer Gómez Baeza.La Fundación Arco ha completado sus adquisiciones este año con la colaboración de dos asesores: Dan Cameron, del New Museum of Contemporary Art de Nueva York, e lwona Balzyck, de la Tate Gallery de Londres. Las ocho obras elegidas entre las expuestas este año en la feria inician una nueva etapa en la colección, que hasta ahora estaba centrada en grandes maestros internacionales de los años 30 y 40, y ahora se abre a artistas nacidos entre los años 55 y 70. Con un presupuesto de 20,5 millones de pesetas, se han adquirido las siguientes obras: Archivo de Indias y Accesos, del colectivo cubano Los Carpinteros; Que te rinda el día I y II, de José Antonio Hernández Díez; Verdeja, del chileno Juan Dávila; Nine, del alemán Tobias Rehberger; The white painting, de Joaô Panalva; A casa, de Helena Almeida, y Unex pecteidly research, de Carolee Sclíneemann.

El hecho de que no haya ningún artista español entre los escogidos este año por la Fundación Arco responde al carácter "universalista" de la colección, según Gómez Baeza. "No hemos querido forzar a Cameron y Balzyck en sus decisiones, pero creo que la idea de fondo es reforzar la presencia latina en la colección y ofrecer una visión del arte muy universal, en la que no se tenga que mirar el país de origen de los artistas.

Los galeristas no querían ayer hablar de cifras, pero los numerosos puntos rojos y el semblante satisfecho de muchos de ellos coincidían en señalar que éste ha sido un buen año. Los más satisfechos parecían ser los portugueses. La galería Arte Periférico había vendido ayer 15 de los 24 cuadros que Rui Serra que ha traído a Arco. "Hace cinco años que venimos y siempre nos ha ido bien", afirmó el encargado de la galería. "Pero este año, al ser el país invitado y ponemos a todos juntos, la gente se ha interesado, más. Lo curioso es que quienes nos han comprado más son los propios coleccionistas portugueses que han venido a Madrid".

La ministra de Educación y Cultura, Esperanza Aguirre, eligió el penúltimo día de la feria para acercarse. Ayer afirmó estar dispuesta a que disminuya el IVA en la adquisición de obras de arte, algo que los galeristas pidieron este año de manera enfática. "Desde el punto de vista del Ministerio de Educación y Cultura, nuestro deseo es que pueda armonizarse dentro del 7% que, entre los distintos tipos, es uno de los más bajos", dijo ayer. "Hay una comisión mixta de nuestro ministerio y el de Economía para estudiarlo, pero nos gustaría que se armonizara también con la Unión Europea, como piden los galeristas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0016, 16 de febrero de 1998.

Lo más visto en...

Top 50