Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El parlamento alemán aprueba la ley de reforma universitaria

Los alumnos se movilizaron masivamente contra el proyecto

El parlamento alemán (Bundestag) aprobó ayer a nueva ley marco de educación superior que confiere un amplio margen de libertad a las autoridades universitarias y que les permite introducir tasas académicas. Es poco probable, sin embargo, que esta ley -contra la cual se movilizaron en otoño pasado centenares de miles de estudiantes- entre en vigor sin modificaciones, ya que debe ser aprobada por la cámara alta (Bundesrat), compuesta por representantes de los los länder o Estados Federados alemanes.

El Partido Social -Demócrata (SPD), que tiene la mayoría en el Bundesrat, votó ayer en contra de la ley. El documento fue aprobado con los votos de la coalición gubernamental -Unión Demócrata-Cristiana (CDU), Unión Social-Cristiana (CSU) y los liberales del FDP-.La educación es competencia de los Estados Federales, y los länder dirigidos por el SPD quieren recurrir a la comisión mediadora para enmendar el texto de la ley, que ha sido objeto de un largo proceso de negociación.

Los socialdemócratas trataron ayer de bloquear a las universidades la posibilidad de introducir las tasas estudiantiles. La coalición gubernamental, sin embargo, rechazó estos intentos y el portavoz de política educativa de la CDU/CSU, Thomas Rachel, exhortó a los socialdemócratas a poner fin al bloqueo de la legislación.

Rachel manifestó que la nueva ley es un "hito" para la reforma del sistema de educación superior y acusó al presidente del SPD, Oskar Lafontaine, de tener una actitud obstruccionista, pese a que las líneas maestras de la legislación habían sido consensuadas previamente entre Gobierno y oposición.

Sistema en crisis

El sistema de enseñanza superior alemán, que gozó de gran prestigio en el pasado, está actualmente en crisis. Las aulas están sobrecargadas, los generosos préstamos estatales a los estudiantes se han recortado y los programas son largos y poco flexibles. La reforma educativa pretende introducir diplomas académicos con valor internacional, como el master y el bachelor, reducir la duración de las carreras y abrir la competencia entre distintas universidades, así como controlar más el rendimiento de los estudiantes a lo largo de su carrera.En Alemania hay 230 universidades, de las cuales 53 están en el antiguo territorio de la RDA. La legislación que regula la enseñanza superior data de los años sesenta y se introdujo para evitar las disparidades entre los distintos Estados Federados. El sistema universitario es bastante homogéneo y las universidades privadas son escasas, excepto para carreras como ciencias empresariales. Actualmente hay en Alemania un total de 1.830.000 estudiantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de febrero de 1998