Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los juristas ven difícil que prospere la demanda contra Tabacalera

Los fabricantes indemnizarán con 2,25 billones de pesetas al Estado de Tejas

La primera demanda presentada por la familia de un fumador muerto contra Tabacalera tiene muchas posibilidades de que quede en nada. Ésa es la impresión generalizada de juristas consultados sobre el éxito de una demanda civil de este tipo, sin precendentes en España. La demanda ha sido presentada por África Pulgar, la viuda de un hombre que falleció por cáncer de pulmón. Mientras, las principales tabaqueras de Estados Unidos deberán pagar 2,25 billones de pesetas al Estado de Tejas para cubrir los gastos sanitarios derivados del tabaquismo.

No hay resquicio en el conjunto de las leyes españolas que permita prosperar la demanda de 60 millones contra Tabacalera por la muerte de un fumador. La opinión es casi unánime entre jueces, fiscales y abogados. El criterio común es que fumar es un hábito absolutamente libre, que el fumador debe ser consciente de sus riesgos y que es notorio que es nocivo y crea dependencia.El letrado que presentó la demanda esta semana en los juzgados de Barcelona, Gustavo Cirac, considera, en cambio, que la compañía nunca ha advertido de los riesgos concretos de este hábito ni de que crea una dependencia difícil de superar.

La consejera de Justicia de la Generalitat, Núria de Gispert, afirmó ayer que "no tiene sentido" que una persona mayor de edad, que "sabe perfectamente los riesgos" de este hábito y que sabe que "es su problema" presente después una demanda contra Tabacalera. Por contra, el ministro de Sanidad, José Manuel Romay, ha señalado que "hay cauces en el ordenamiento jurídico para dilucidar estas cuestiones".

El criterio de la fiscalía también va en la línea de la imposibilidad de que una demanda de este tipo acabe en una sentencia condenatoria porque la legislación española es distinta a la estadounidense. En opinión del fiscal Víctor Alegret, se trata de una demanda "temeraria". Al tratarse de un litigio civil privado, la fiscalía no intervendrá.

La compañía Tabacalera reaccionó ayer anunciando que demandará a los reclamantes "por los daños y perjuicios que están causando y pueden causar al buen nombre de la compañía". En opinión de Tabacalera el ánimo de la demanda es sólo la "notoriedad".

Pagar en EE UU

Mientras tanto, en Estados Unidos las demandas siguen consiguiendo sonados éxitos. Las principales compañías fabricantes de cigarrillos pagarán al Estado de Tejas 15.000 millones de dólares (2,25 billones de pesetas) durante los próximos 25 años para cubrir los gastos médicos derivados del consumo de tabaco. Es la mayor cantidad pagada hasta ahora por la industria del tabaco a uno de los muchos Estados que mantienen demandas judiciales contra las tabaqueras. Tejas retira su demanda a cambio del compromiso de indemnización. El pacto incluye también restricciones en la publicidad de cigarrillos y campañas anti-tabaco para la población más joven.

El acuerdo de Tejas se ha firmado horas después de que se desvelaran documentos internos de la empresa R.J. Reynolds (segundo fabricante mundial de cigarrillos) que demuestran cómo la compañía diseñaba sus campañas publicitarias para atraer a posibles consumidores adolescentes. Estas informaciones, junto con los constantes documentos médicos que alertan sobre el daño del tabaco a la salud, hacen que aumente el temor de las tabaqueras a que el Congreso de Estados Unidos rechace el acuerdo global alcanzado hace unos meses, pendiente sólo de ese trámite final. El pacto comprometía a la industria del tabaco a pagar a 40 Estados -incluido Tejas- 368.500 millones de dólares (más de 55 billones de pesetas).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de enero de 1998