Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El autor de 'La cabina' cree un plagio el anuncio sobre el fin del monopolio telefónico

, El cineasta Antonio Mercero, autor de la célebre película televisiva La cabina, planea emprender acciones legales contra la agencia de publicidad Tiempo BBDO, responsable de la actual campaña publicitaria sobre el lanzamiento de Retevisión como nuevo operador de telefonía. En el anuncio aparece José Luis López Vázquez -el mismo actor que protagonizó la película en 1972- encerrado en una cabina telefónica de la que intenta salir sin conseguirlo; finalmente la puerta se abre, acción con la que los creativos simbolizan la liberalización del teléfono.El realizador hizo pública su protesta aprovechando una entrevista en la emisora Catalunya Radio. Dijo que la idea le parecía brillante, lo mismo que la realización; "lo que ya no me parece tan bien es que estos señores de Retevisión no hayan sido capaces de llamarme por teléfono, de pedirme permiso y de hacer, de alguna manera, un plagio de La cabina. Eso ya me parece éticamente mal. Es una deshonestidad", manifestó.

Mercero comentó que en el anuncio "hay planos iguales a los de La cabina, repetidos. El plano de la mano que baja por el cristal, la puerta que se abre, el rostro de López Vázquez mirando asustado...". "Está muy bien rodado", prosiguió, "no me preocupa que no me hayan llamado para saber si yo mismo quería realizarlo, pero sí para preguntarme 'si nos das tu autorización, o cuánto quieres cobrar...', cosas lógicas desde el punto de vista de un negocio".

El actor José Luis López Vázquez, por su parte, mostró su extrañeza de que los autores del anuncio no se hubieran puesto en contacto con Mercero para exponerle sus intenciones. El realizador de La cabina escribió el guión con José Luis Garci. La producción, de unos 40 minutos, fue estrenada por TVE en diciembre de 1972 y obtuvo un Emmy en 1973, además de otros galardones.

El director general de la agencia publicitaria Tiempo BBDO, Roberto Lara, explicó a EL PAÍS que, una vez conocidas las declaraciones de Mercero, se habían puesto en contacto con él y que mantendrían una reunión, lo más pronto posible, para buscar una solución. Con todo, el directivo publicitario opinó que "legalmente" los protagonistas del anuncio, "una cabina y José Luis López Vázquez, no pertenecen ni a Mercero, ni a nadie", igual que "no pertenecen a John Ford, ni a nadie, una diligencia y John Wayne".

Mercero confirmó a EL PAÍS que la agencia le había llamado, pero seguía indignado. "Es terrible que utilicen una idea tuya sin pedirte permiso. Encima, cantidad de gente se cree que yo soy el autor del anuncio y me estoy forrando con la publicidad". Si no hay acuerdo, "mi abogado decidirá".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de enero de 1998