Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un brote de peste porcina pone en alerta a Torrejón de Velasco

El gobierno regional confirmó ayer un brote de peste porcina clásica en dos explotaciones de Torrejón de Velasco (1.500 habitantes), al suroeste de la región. La dirección general de Agricultura y Alimentación ha decidido con carácter preventivo el sacrificio de los ejemplares sospechosos de haber contraído esta enfermedad. El máximo responsable del área, Adolfo Cazorla, también ha ordenado el análisis de las vísceras en el Centro Nacional de Referencia de Algete para corroborar el diagnóstico.Los seres humanos no pueden padecer este mal, aunque sí actúan como transmisores de un marrano a otro. Los primeros síntomas de la peste son fiebre, erizamiento del pelo, pérdida del apetito y autoaislamiento. Cazorla sospecha que el brote tiene como origen "el movimiento de vehículos y animales con la provincia de Segovia", y ha activado los sistemas de inmovilización y vigilancia para intentar que la enfermedad no se propague.

Por otro lado, el portavoz del PSOE en la Asamblea, Jaime Lissavetzky, reclamó ayer la declaración de zona catastrófica para los municipios del sureste afectados por la plaga de la mosca, que ha provocado pérdidas de hasta el 65, por ciento en la cosecha de la aceituna. Idéntica petición ha partido de la Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja), que cifra las pérdidas en 2.000 millones de pesetas, una estimación que la Comunidad de Madrid reduce hasta los 700 millones.

En la comarca afectada por la plaga se concentra el 99% de la producción aceitunera de la región. Cazorla se reunió ayer por la tarde, durante más de dos horas, con los colectivos afectados, y se comprometió a crear una comisión de investigación que investigue con precisión el alcance de los daños, informa Ángel Zafra.

Asaja aprovechó para reclamar otras medidas económicas que alivien la delicada situación del sector, como la concesión de créditos por un mínimo de cinco años y al 0% de interés, además de exenciones en los pagos a la hacienda pública. Los agricultores de la zona se reunieron el fin de semana para analizar el problema en San Martín de la Vega.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de enero de 1998