Ciudad de cine y medios

Después del centenario del cine, ahora llega el centenario de Nueva York como "cuna de la industria del cine americano", según la descripción de un ciclo titulado New York 100 que organiza el departamento de cine del Museo de Arte Moderno (MOMA) durante todo el nuevo año, y que comienza con una serie de cortos semidocumentales sobre la ciudad, realizados por la Biograph Company entre 1908 y 1912. El MOMA, depósito permanente del archivo de películas en celuloide recopilado y restaurado por el supeneoyorquino Martin Scorsese, seguirá luego programando películas íntimamente ligadas a la ciudad, empezando por las de John Cassavettes. La selección no puede haber sido dificil considerando lo que ha significado Nueva York como idea, estética y excusa para el cine.Como bien recuerda el MOMA, antes de Hollywood hubo una prehistoria del cine americano en la costa este, en los míticos estudios del barrio de Astoria, en Queens, que hoy día siguen operativos y experimentando su propio resurgimiento. Junto a esas. instalaciones se encuentra también el prestigioso Museum of the Moving Image, donde se reponen películas y donde periódicamente directores de cine de primera línea ofrecen conferencias sobre su trabajo. En 1996 se rodaron más de 200 películas en Nueva York. La cifra para 1997 está a punto de hacerse. oficial, pero no hay duda de que será superior si se tiene en cuenta que la progresión de ingresos que obtiene la ciudad por ese negocio se ha doblado en cuatro años.

Más información
Nueva York celebra su 100º aniversario en plena efervescencia cultural y económica

No hace falta ni recordar las películas recientes en las que aparece Nueva York como telón de fondo o como protagonista, desde Donnie Brasco hasta De constructing Harry, pero sí es interesante observar que la película más taquillera de 1997 ha sido Hombres de negro, una cinta que debe mucho a la atmósfera urbana neoyorquina y a su historia arquitectónica, y no precisamente a su etapa más gloriosa, como se deduce de la elección del anticuado parque de la Exposición Universal de Queens como escenario de la gran traca final.

Cualquier teoría es válida para explicar por qué Nueva York es el lugar idóneo para rodar un aterrizaje marciano o una película independiente sobre chinos en un restaurante de la periferia, pero el presidente de la cadena CBS, Leslie Moonves, lo explicaba muy bien recientemente al Daily News: "La vida te golpea en la cara cuando sales a caminar por la calle. Eso crea buen drama, buen conflicto". Al menos 20 telecomedias y series policiacas de la televisión actual están localizadas en Nueva York, aparte de todos los informativos nacionales, programas de entrevistas y sedes de casas editoriales de libros, periódicos (100), revistas (240) y dominios de Internet (160.000).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS