Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un gran proyecto identifica miles de genes del sistema cardiovascular

Fruto de un gran esfuerzo sistemático conjunto de investigadores chinos y canadienses durante los últimos cuatro años, se ofrece hoy a la comunidad científico-médica una base de datos que recoge decenas de miles de genes que tienen que ver con el sistema cardiovascular (los vasos sanguíneos y el corazón). Este trabajo básico, publicado en la revista Circulation, debe permitir desentrañar poco a poco los complejos y hasta ahora desconocidos mecanismos genéticos implicados en enfermedades cardiovasculares como el infarto de miocardio o la arterioesclerosis.De los genes existentes en el material genético humano (ADN) -entre 75.000 y 100.000- más de la mitad están activos en algún momento en el desarrollo y en el funcionamiento del corazón y de los vasos sanguíneos. Hace cinco años, recuerdan los investigadores de la Universidad de Toronto, se conocían únicamente 3.000 genes en total y no se sabía cuáles estaban implicados en el sistema cardiovascular y sus enfermedades. Ahora se han identificado hasta un 8.0% de estos genes.

"Éste es el análisis más completo de los genes cardiovasculares que se ha hecho hasta la fecha y ha permitido crear una de las mayores bases de datos para un único órgano humano", ha señalado C.C. Liew, de la Universidad de Toronto, director del pro yecto, que se ha hecho en colaboración con el Hospital de Toronto, la Universidad China de Hong Kong y el Centro Nacional Chino para el Desarrollo de la Biotecnología.

Interacción

Se cree, explican los investigadores, que la mayoría de las enfermedades cardiovasculares no dependen de un solo gen sino de la interacción de muchos genes diferentes. Al comparar los genes activos en los tejidos cardiovasculares de personas que sufren angina de pecho con los de personas que no la sufren, por ejemplo, se han encontrado 100 genes que pueden estar relacionados con esta enfermedad.Según Liew, en el proyecto se ha combinado la tecnología avanzada del Proyecto Genoma Humano con la biología molecular más convencional. Para localizar los genes activos, los investigadores buscaron material genético del tipo ARN, que indica la presencia de copias de los genes activos en el citoplasma de la célula. A partir de él produjeron una biblioteca del ADN, correspondiente, y posteriormente la base de datos con los genes activos en las paredes del corazón y de los vasos sanguíneos de personas sanas y enfermas. La base, de datos contiene secuencias parciales de 46.000 genes. Además, se han localizado 1.000 de estos genes en sus cromosomas correspondientes.

Todo ello proporciona una información básica para luego identificar fácilmente genes causantes de enfermedades. El proyecto ha sido financiado por la empresa Spectral Diagnostics, con aportaciones de instituciones científicas canadienses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de diciembre de 1997