Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso acepta tramitar la proposición de ley del PP sobre uniones civiles

El PSOE describe el proyecto como "incitación al fraude fiscal"

Con ésta, ya van dos. En mayo, el pleno dio luz verde a la propuesta de Coalición Canaria (CC) sobre parejas de hecho. Ayer, el Congreso aprobó la toma en consideración de la proposición de ley del PP sobre uniones civiles. Esta nueva propuesta ha cosechado el rechazo de los colectivos de homosexuales -que la han calificado como de "una maniobra de confusión"-, el PSOE, IU, Grupo Mixto y CC. Hasta el Ministerio de Trabajo le ha puesto pegas, al advertir que el reconocimiento de todo tipo de convivencias dispararía el gasto hasta límites incalculables.

El Congreso admitió ayer a trámite la proposición de ley presentada por el PP para regular las uniones civiles. Los 170 votos a favor fueron de CiU, PP y PNV. PSOE, IU, CC y Grupo Mixto votaron en contra con 160 votos." La propuesta del PP no hace referencia en ningún momento a las parejas homosexuales como unión marital o familia, sino que se basa en un contrato mercantil", según la crítica del diputado canario, Luis Mardones, a la que se sumaron los parlamentarios de PSOE, IU y Grupo Mixto. Mardones agregó: "Las parejas quieren pasar por el juez, no por el notario".

Bajo el concepto de uniones civiles el PP incluye todo tipo de convivencias entre dos personas mayores de edad, pero eludiendo en todo momento hablar de parejas de hecho, de afectividad y de orientación sexual. Para los colectivos homosexuales se trata de una "maniobra torticera" para evitar la equiparación que ellos exigen de las uniones entre gais y lesbianas y las unidades familiares.

Jordi Pedret, diputado socialista, explicó que "es una incitación al fraude fiscal y que puede llevar a la quiebra del sistema de Seguridad Social". Un estudio del Ministerio de Trabajo (ver EL PAÍS del 10 de noviembre de 1997) denunció a principios de este mes el exorbitante coste que, según sus cálculos, supondría el reconocimiento de todo tipo de convivencias, con el derecho a pensiones de viudedad o supervivencia. En la estimación más conservadora del ministerio, el gasto sería de 61.264 millones de pesetas en los diez primeros años, sólo para las parejas de hecho actuales y reales.

Pilar Rahola, Cristina Almeida y Mercé Ribadulla, del Grupo Mixto, acusaron ayer al PP de "burlarse" de los parlamentarios y de frenar el trámite de la proposición de ley canaria sobre las parejas de hecho. Diferentes grupos (como el PSOE, Nueva Izquierda o CiU) ya han presentado enmiendas a dicha proposición y, según los colectivos homosexuales, la iniciativa del PP tiene como objetivo dilatar su debate. Tanto el Grupo Mixto como el PSOE pidieron ayer al Pp que retirase Su propuesta.

CiU fue ambiguo en su votación. "Nuestra posición no es coincidente con la del PP ya que las uniones civiles no reconocen ciertas situaciones sociales, además del enorme coste económico", explicó Manuel Silva, diputado del grupo catalán.

El presidente del Colectivo de Gais y Lesbianas de Madrid (Cogam), Pedro G. Zerolo manifestó ayer su indignación: "Se ha votado una cosa que ni un solo ciudadano ha pedido. Es otro intento para causar demoras y no llegar a aprobar la ley de parejas de hecho", dijo.

Por su parte, el portavoz del PP, Jorge Trías, aseguró que su propuesta "es perfectible pero está en la frontera de lo posible". "Ahora, lo normal, es que ambas proposiciones se tramitan conjuntamente", añadió.

El socialista Jordi Pedret anunció ayer que su partido presentará enmienda a la totalidad con un texto, alternativo a la nueva propuesta del PP "para volver a la regulación de las parejas de hecho".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de noviembre de 1997