Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
AJEDREZ

Demos gracias a 'Deep Blue'

El trabajo de IBM para vencer a Kaspárov tendrá aplicaciones directas en nuestra vida cotidiana

A muchos les dolerá admitirlo: Deep Blue, el monstruo informático que humilló a Gari Kaspárov, contribuirá a mejorar nuestra calidad de vida. La fabricación de medicamentos, la meteorología y el tráfico aéreo implican problemas muy complejos para una computadora, pero no tanto como jugar bien al ajedrez. Las mejoras que se han introducido en Deep Blue parecen perfectamente aplicables para hacer combinaciones o para el cálculo de probabilidades. En el terreno deportivo, IBM no descarta un nuevo duelo contra Gari Kaspárov a medio plazo y estudia enfrentarse antes a otro rival de élite, como el indio Viswanathan Anand."Uno de mis motivos para estar muy orgulloso es que nuestro trabajo salvará vidas", dice C. J. Tan, el jefe del equipo creador de Deep Blue, que no es un apéndice humano de su criatura de silicio, como podrían pensar quienes le siguieron de cerca durante los dos duelos contra Kaspárov en Filadelfia (1996, ganó el ruso) y Nueva York (1997, venció la máquina). Amante del flamenco, el golf, la buena mesa y las conversaciones distendidas, Tan posee la infrecuente virtud de traducir su enorme sabiduría científica a un lenguaje llano: "La creación de un nuevo medicamento se basa en el cálculo molecular; juntar moléculas de una forma determinada es casi tan difícil para una máquina como ganar a Kaspárov. Gracias a Deep Blue los nuevos medicamentos se fabricarán mucho más rápido, y ello producirá el alargamiento de la vida de mucha gente".

Ningún científico, ni siquiera quienes decían que la informática aplicada al ajedrez sólo sirve para hacer propaganda, ha desmentido en los últimos meses las manifestaciones de Tan y su equipo de ayudantes, casi siempre encerrados en el laboratorio de Yorktown (Nueva York). Pero no es menos cierto que los rectores de IBM están dando palmas en cuanto a su éxito publicitario. El valor de las acciones de la compañía se disparó en Wall Street al día siguiente de la victoria sobre el campeón. Hace dos semanas, la exhibición de Deep Blue Junior (el mismo programa corriendo en una máquina mucho menos potente) en Madrid tuvo un gran eco en los medios de comunicación.

Por lo tanto, y a pesar de que las furiosas manifestaciones de Kaspárov tras la derrota -acusaciones de trampa incluidas- produjeron malestar en la multinacional, -IBM seguirá ligada al ajedrez. Tan lo confirma: "Hubo algún error de traducción o interpretación de un reciente comunicado. Aunque la investigación científica sea nuestra prioridad, estudiaremos con interés las ofertas para nuevos duelos en ajedrez. No excluimos otro frente a Kaspárov, a medio plazo, pero tal vez sea mejor enfrentarnos primero a otras estrellas, como el indio Viswanathan Anand". Éste, residente en Collado Mediano (Madrid), no tendría inconveniente en intentar vengar a Kaspárov.

Mientras IBM deshoja la margarita, el ruso, siempre pendiente de incrementar la espectacularidad del ajedrez, negocia una de sus revolucionarias ideas con el Ayuntamiento de León para la primavera de 1998: un duelo por parejas entre él y una computadora contra el búlgaro Véselin Topálov (5º del mundo) y otro ordenador. "Las consultas con la máquina evitarán errores de memoria y de cálculo; así, el ajedrecista humano se podrá concentrar en producir arte y estrategia refinada`, explica Kaspárov. "Si llegamos a un acuerdo en lo económico, la idea es perfecta", responde Enrique Gil, concejal de Deportes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de octubre de 1997