Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juzgan en Alemania al 'doctor' Hamer por medicina ilegal

El procesado lanzó una andanada de insultos contra el fiscal

El proceso contra el médico alemán Ryke Geerd Hamer, de 62 años, quien saltó a la fama por su oposición a los métodos convencionales de tratamiento del cáncer y negar a sus pacientes las terapias tradicionales, se inició ayer en Colonia (Alemania) con una andanada de insultos por parte del acusado contra el fiscal. Hamer calificó su juicio de "comedia barata" y respondió a la lectura de las acusaciones del fiscal con expresiones descalificadoras como "dioteces" y "mentiras".

(En España, seguidores del método Hamer hicieron fortuna hasta que en 1996 la Administración y los colegios médicos tomaron medidas contra ellos. El Colegio de Médicos de Barcelona inhabilitó en mayo de 1996 al facultativo Vicente Herrera por aplicar el método Hamer, no válido científicamente, a pacientes de cáncer. El Colegio Médico de Málaga, ese mismo mes, había abierto expediente contra otro seguidor de Hamer, Fermín Moriano. En la actualidad, no hay constancia de que los seguidores del método Hamer sigan actuando en España.La batalla legal de los familiares de Helena Lumbreras -una paciente que, al aceptar el método Hamer, rechazó todo tratamiento convencional y falleció- culminó con el archivo por segunda vez del caso por parte de la juez, en 1996.)

Hamer es un viejo cliente de la justicia alemana, hasta tal punto que el presidente del tribunal que ahora le juzga, Wolfgang Hilgert, ya lo condenó una vez a cuatro meses de prisión con libertad condicional por ejercicio ilegal de la medicina tras tratar a un joven de Hamburgo enfermo de cáncer. Un tribunal de Coblenz había retirado a Hamer, en abril de 1986, el permiso para ejercer la medicina.

13 transgresiones

La Fiscalía le acusa ahora de transgredir en 13 casos la legislación sobre el ejercicio de la llamada medicina natural, o curanderismo, al haber tratado a enfermos de cáncer sin la licencia adecuada. Hamer sostiene una cruzada contra la medicina tradicional y se opone a los tratamientos del cáncer con cirugía o quimioterapia. Según Hamer, el cáncer es expresión de conflictos psicológicos, traducidos en un daño corporal, y se cura si se solucionan los problemas anímicos.

Hamer se involucró en varios casos escandalosos. El más conocido en España fue el de la niña austríaca Olivia Pilhar, a quien sus padres se empeñaron en negar el tratamiento. Por este caso no se acusa a Hamer en Colonia, pero sí por otro en que el fiscal le atribuye haber negado asistencia a un paciente de leucemia, que murió el mismo día. Una hermana del fallecido se encontraba ayer en la sala y acusó a Hamer de haberse comportado de forma "cruel, autoritaria y egoísta" con el enfermo. Hamer declaró que él propuso llamar a un médico de urgencia.

El proceso está previsto que dure tres días. Hamer está en régimen de prisión preventiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de agosto de 1997