Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere por sobredosis el cantante An-tonio

El músico acaba de grabar su primer disco

Antonio Rubio Rodríguez, conocido artísticamente como An-tonio, falleció la noche del martes en su localidad natal de Algeciras, aparentemente víctima de una sobredosis de heroína de alta pureza. An-tonio, de 27 años, estaba a punto de publicar su primer disco grande como solista tras una extensa temporada en Madrid.De los artistas sureños tendemos a esperar lo excesivo: historias callejeras, lenguaje crudo, desplantes existenciales, intensidad expresiva. Antonio Rubio Rodríguez satisfacía cumplidamente todas esas expectativas Tenía un historial rockero, como baterista del grupo La Destilería y otros, pero se había emancipado y defendía un repertorio propio tan chocante como imaginativo. Un cazatalentos de la editorial madrileña Canciones del Mundo bajó hasta Algeciras, siguiendo los rumores de la existencia de un personaje único, a medio camino entre Albert Pla y Rosendo, equidistante de Kiko Veneno y Robe Extremoduro

No era exactamente eso, pero An-tonio fue contratado inmediatamente como solista con la compañía Edel. Se trasladó a Madrid donde se hizo notar con feroces actuaciones. Sólo con la guitarra de palo, a veces con los ojos pintados, comunicaba su fuerza y su desgarro.

A principios de verano, se publicó Tinto, un disco con cuatro canciones. Para septiembre, se anunciaba la edición del CD completo y su reaparición en Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de agosto de 1997