Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CUMBRE DE MADRID

La Izquierda radical se une contra Maastricht y la OTAN

El rechazo al Pacto de Estabilidad aprobado en la cumbre -de la Unión Europea (UE) (le Amsterdam y a la ampliación de la OTAN prevista en la cumbre del martes es la posición unánime reflejada en la primera sesión, del encuentro de fuerzas progresistas y de izquierda comunista bajo el lema "Construyamos una Europea de empleo, paz y solidaridad", que se inició ayer en Madrid."No todos los partidos hoy reunidos en Madrid tienen el mismo enfoque sobre la moneda única, pero todos comparten una visión profundamente crítica del proyecto de Unión Económica y Monetaria y coinciden en considerar nefasto el Pacto de Estabilidad que conduce a la estructuración permanente de las políticas de austeridad y de supresión de puestos de trabajo", señala el documento final, redactado esencialmente por las delegaciones española (Izquierda Unida) y francesa (Partido Comunista).

La cumbre paralela de la izquierda que se autodenomina "transformadora", celebrada este fin de semana justo en vísperas de la cumbre de la OTAN propuso, por unanimidad, la celebración de referendos sobre la reforma del tratado de Maastricht y la moneda única. Julio Anguita, coordinador de Izquierda Unida (promotora del. encuentro) dijo en la presentación que las fuerzas políticas reunidas en Madrid representan a unos 15 millones de electores. "Somos un potencial de futuro", afirmó.

Mientras Bill Clinton y Javier Solana llegaban a España dispuestos a aprobar la ampliación de la OTAN, los dirigentes de veinte partidos comunistas, socialistas y deeizquierda lanzaban duras pullas contra la, Alianza Atlántica y pedían su disolución "porque han desaparecido las razones que dieron lugar a su creación", según manifestó a este diario el italiano Fausto Bertinotti, secretario general del Partido de la Refundación Comunista.

Bertinotti y buena parte de los líderes comunistas y ex comunistas reunidos pusieron especial énfasis en la reciente victoria de la izquierda en Francia. "Supone un cambio en la escena política, en Europa", dijo Bertinotti, quien se expresó así de claro: "Necesitamos varios Jospin", al referirse a "la interesante división en la izquierda socialdemócrata: el bloque representado por los Blair, D'Alema y González y la nueva izquierda que representa Jospin".

El Partido del Socialismo Democrático de Alemania, encabezado por su presidente Lothar Bisky, propuso la celebración el año próximo en Berlín de una nueva cumbre de la izquierdas sobre la unión monetaria y económica y contra el Pacto de Estabilidad. Anguita se refirió en las conclusiones de la sesión de ayer a la campaña que se va a, llevar a cabo con participación de sindicatos y organizaciones ciudadanas ante la celebración de la cumbre extraordinaria de la UE en Luxemburgo sobre el empleo, en octubre próximo.

No lejos del hotel dónde discutían los delegados, un millar de personas se manifestaban contra la OTAN y la cumbre del martes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de julio de 1997