Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De Palacio vota en contra del acuerdo de la UE sobre precios agrarios

Los ministros de Agricultura de la Unión Europea, después de dos días de negociaciones, aprobaron ayer en Luxemburgo el conjunto de precios agrarios para la próxima campaña. La ministra de Agricultura, Loyola de Palacio, votó en contra porque no se contemplan las principales reivindicaciones españolas, especialmente el incremento de rendimientos en cultivos herbáceos, aumento de cuotas de producción de leche y azúcar y flexibilización del cultivo del algodón.[La ministra aseguró que está satisfecha porque en el acuerdo hay aspectos beneficiosos para España, pese a haber votado en contra. "Con nuestro voto en contra, España ha querido manifestar", declaró a Efe al término de la reunión, "que es importantísimo obtener un millón de toneladas más para nuestra cuota lechera y que se revisen los rendimientos históricos de los cereales, porque son los más bajos de la UE"].

En los últimos dos años, tras la reforma en 1993 de la Política Agrícola Común, los precios agrarios mantienen una línea de congelación que no variará hasta que no se produzca una nueva reforma. Este, año, las modificaciones se centraban sólo en cuestiones complementarias a los precios, pero importantes, como los niveles de ayudas y los techos de producción. Todos los ministros se opusieron a un recorte de 231.000 millones de pesetas en las ayudas a las superficies con herbáceos (cereales y oleaginosas).

Cuota lechera

De Palacio reclamó un aumento de un millón de tonaledas en la cuota láctea que España puede producir, así como un incremento de 60.000 toneladas para la cuota azucarera. Ambas peticiones han sido rechazadas. En leche sólo se permite el trasvase temporal de cuota de producción para venta directa a venta a industrias.De acuerdo con las peticiones del sector, la ministra planteó una flexibilidad en las siembras de algodón, al ser un cultivo refugio en Andalucía. España tampoco logró un compromiso par

acelerar la organización común de mercado (OCM) del arroz. Por el contrario, España ha conseguido la posibilidad de trasvasar cuota de tomate pelado a transformado y mejoras en la producción de ovino y caprino.

Los ministros de Agricultura se han comprometido a elaborar propuestas de reforma para las organizaciones comunes de mercado de cereales, carne de vacuno y leche dentro de este año. Igualmente, habrá una propuesta revisada para la organización común de mercado del vino, actualmente aparcada ante la oposición de España.

El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), Fernando Moraleda, calificó el resultado de "tremendo fracaso" para el sector agrario español. Para el responsable de UPA, Loyola de Palacio "ha suspendido los examenes de junio".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de junio de 1997