Los nervios del primer día

35.758 alumnos acuden a la selectividad con la angustia de la nota para obtener una plaza

La cuenta atrás se disparó ayer para los 35.758 alumnos de COU que comenzaron los exámenes de selectividad en los cinco campus madrileños. La mayoría asomó por las aulas con los nervios propios del primer día y la angustia de no tener garantizada una plaza en la carrera que desean estudiar. "Estamos condenados por la nota", comentaban.Era la primera toma de contacto con la universidad. Y eso asusta. Al menos era lo que contaba la alumna Ruth Gómez, de 19 años, a la hora del bocadillo sobre el césped de la Facultad de Ciencias de la Información de la Complutense: "Lo pasas mal, porque la gente mitifica estos exámenes, que luego son iguales a los que hemos hecho durante el curso. Pero la primera vez impone".

Pasado el primer trago, y una vez superados, con mayor o menor acierto, los ejercicios de las asignaturas optativas y de Filosofía, en el que se preguntó por Aristóteles, Marx y Adorno, lo que le preocupaba a Ana Gutiérrez, de 19 años, era la puntuación de los exámenes. "Quiero estudiar Terapia Ocupacional o Medicina, pero no sé si sacaré nota suficiente. Es lo más difícil", se quejaba.

"Lo peor es", apostilló una compañera, Pilar Tejela, de 18 años, "que, después del atracón que nos hemos pegado, no lleguemos por una décima".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 23 de junio de 1997.