Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medio Ambiente dice que no hay ley que prohíba cazar en parques

El Ministerio de Medio Ambiente quiso abordar ayer, en León, una de las primeras reuniones sobre el futuro del Parque Nacional de Picos de Europa con los máximos responsables de Agricultura y Medio Ambiente de Asturias, Cantabria y Castilla y León con un talante de consenso y diálogo entre todas las partes. Juan Luis Muriel, secretario general del Ministerio de Medio Ambiente, aseguró que no hay ninguna ley en el ordenamiento jurídico español que prohiba cazar en parques nacionales -a pesar de que el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Picos de Europa (PORN) prohíbe tajantemente la captura de especies como rebecos y corzos- y puntualizó que el PORN marca unas orientaciones, y el Plan Rector de Uso y Gestión, que está por diseñar, debe ser el que defina las actividades, cómo y cuándo se realicen.Muriel precisó a su llegada a León que la ordenación de los recursos naturales es competencia de cada comunidad "según sus estatutos de autonomía y según una sentencia del Tribunal Constitucional, a la que se tendrá que adaptar la ley del Parque Nacional" aprobada por el Congreso de los Diputados en 1995.

A juicio de Muriel, lo realmente importante en las palpables diferencias de criterio entre el ministerio y los gobiernos regionales -que exigen autonomía absoluta en la gestión de los recursos y en la ejecución de infraestructuras dentro del entorno natural-, está en el afán de limar asperezas.

Plan de ordenación

Muriel anunció ayer la creación de un grupo mixto con técnicos de todas las administraciones implicadas "para que las comunidades hagan su plan de ordenación en su territorio y que tenga un sentido de unidad el Plan General de Picos de Europa".Además, se agilizará la constitución del patronato y la elaboración de los planes de uso y gestión, de desarrollo sostenible y de ordenación de los recursos. Más tarde se abordarán "los problemas tradicionales de Picos, para garantizar la conservación y el desarrollo sostenible de los habitantes de la zona".

Por su parte, el consejero de Medio Ambiente de Cantabria, José Luis Gil, señaló que, por primera vez, se tiene la garantía "de que se nos escucha".

"Nunca se nos ofrecieron garantías de participar en la gestión del Parque y lo que no podíamos admitir es que se tomaran decisiones por nosotros. Sabemos que hay una predisposición de atender a las comunidades y ayuntamientos. El tema va a empezar a funcionar". Gil ironizó sobre la polémica que precede a esta reunión y dijo que se trataba de una tormenta de verano de montaña.

Ante reiteradas preguntas sobre los polémicos planes de construcción de la carretera a Bulnes, Muriel no confirmó si el ministerio de Medio Ambiente va a mantener, como prometió en un principio, su negativa al proyecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de junio de 1997