Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Reina Sofía reitera su negativa al traslado del 'Guernica' pese a la insistencia del PNV

El PP y el Grupo Vasco acuerdan solicitar al patronato un nuevo informe técnico

Pese al tajante informe que el patronato del Reina SofÍa aprobó hace un mes y que dejaba clara la imposibilidad técnica de trasladar el Guernica de Picasso a ningún sitio (incluido el Guggenheim de Bilbao), el Partido Nacionalista Vasco (PNV) insiste en mover el cuadro. El jueves, el PNV consiguió, tras el debate del estado de la nación, un compromiso verbal del Gobierno para que se estudie una proposición no de ley sobre dicho traslado. "La primera y última palabra sobre el traslado del Guernica la tiene el patronato del Reina Sofía", aclaró ayer un portavoz del PP. "Sólo pedimos que, si lo estiman oportuno, lo estudien de nuevo", añadió. Valeriano Bozal, presidente de dicho patronato, reiteró que la decisión del organismo ya está tomada. Y desde los pasillos del Parlamento vasco, el, lehendakari José Antonio Ardanza insistió: "No perdemos la esperanza".

"Mantenemos la misma posición porque lo nuestro no es una decisión política. El cuadro está hoy en las mismas condiciones que cuando hicimos el informe", manifestó ayer Valeriano Bozal, que recordó que el patronato es un organismo autónomo. Dicho patronato no descarta la cesión al Guggenheim de Bilbao de los dibujos preparatorios del cuadro si son solicitados por el museo vasco."Lo importante para todos es que el Guernica no se ponga en riesgo y prevalezca la lógica de la conservación y la pervivencia del cuadro", añadió Bozal. El informe, aprobado unánimemente por el patronato del Reina Sofía el 13 de mayo, señalaba que cualquier cambio de temperatura o humedad, o las vibraciones inevitables en todos los transportes posibles, pueden causar desperfectos irreparables en el cuadro que, además, bajo ningún concepto puede volver a enrollarse.

Desde un primer momento el Gobierno vasco puso en duda la rotundidad de la decisión técnica; afirmó que la decisión definitiva todavía no estaba tomada, y consideró que esa decisión tendría carácter político. En ese sentido, José Antonio Ardanza insistió ayer: "Tengo mis dudas de que el traslado tenga tantos problemas técnicos. Al final, la decisión será política, aunque no voy a negar que los técnicos deben aportar su opinión, pero para garantizar las mejores condiciones posibles del traslado, para que no tenga ningún deterioro". El lehendakari añadió: "Las cosas están ahora razonablemente bien enfocadas desde el punto de vista político".

Apoyos recientes

El PNV, socio político del Gobierno del Partido Popular, ha prestado últimamente su apoyo, parlamentario al ejecutivo en la llamada Ley del fútbol y en la votación celebrada tras el debate del estado de la nación. El portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Rodríguez, admitió ayer que "esta revisión" de la decisión anterior de los expertos, o "segunda vuelta", como la denominó, corresponde a una conclusión del debate parlamentario de esta semana. El portavoz dijo que el PNV retiró una moción sobre el traslado, el jueves en el Congreso, a cambio de volver a estudiar el asunto: "Gobierno y PNV trabajamos en el asunto técnico y no político. Ya se ha realizado un estudio y, si hace falta otro, pues se hará".El portavoz negó, sin embargo, que exista ya un acuerdo para el traslado del Guernica a Bilbao: "No es un asunto político sino técnico. Hay unos informes en los que los científicos no están de acuerdo en que se mueva de donde está". Y, a renglón seguido, admitió que el Gobierno se ha comprometido con el PNV "a seguir estudiando técnicamente este asunto. Estamos, ante una decisión técnica".

El Ministerio de Educación y Cultura negó también cualquier acuerdo definitivo: No hay ningún pacto político en virtud del cual se eche abajo el informe técnico ni la decisión del patronato, que fue votada por unanimidad", dijo un portavoz.

"No existe ningún acuerdo oculto", reiteró también la portavoz del PP en la Comisión de Cultura del Congreso, Beatriz Rodríguez Salmones. "El PNV sólo ha propuesto un texto para proposición no de ley, que se debatirá el próximo día 25 en una reunión de la comisión".

El texto acordado para debatir dice: "El Guernica de Picasso puede ser exhibido en el País Vasco en el momento en el que técnicamente se puedan garantizar las debidas condiciones de conservación y traslado".

"Lo único que pide el texto es que no se cierre la puerta definitivamente", añadió la portavoz del PP. "No hay nada definitivo en este mundo y sólo pedimos que el patronato vuelva a estudiar el asunto".

Salvador Clotas, portavoz para asuntos de cultura del PSOE en el Congreso, señaló: "Mi posición personal, ya que el grupo no ha tomado todavía una postura, se basa, en primer lugar, en la comprensión hacia el deseo, claro y justificado, de los vascos. Pero no se puede tomar una decisión sin contar con los expertos. Además, hay una decisión del patronato del Reina Sofía, y no se puede actuar de espaldas a ese patronato: la política no debe inmiscuirse en todo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de junio de 1997