Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Santander crea el primer banco argentino al comprar el Río de la Plata por 100.000 millones

El pulso entre el Santander y el BBV en Latinoamérica continúa. Ayer fue Emilio Botín (presidente del Santander) quien movió ficha, esta vez en Argentina, con la compra de un paquete de control del Banco Río de la Plata. El Santander tendrá la gestión de la entidad argentina con el 51% de los derechos de voto, además de adquirir el 35,06% del capital y una opción de compra de un 15% adicional. El grupo cántabro desembolsa 594 millones de dólares y cede un 6% del Santander de Chile. En conjunto, cerca de 700 millones de dólares (100.000 millones de pesetas). En una operación posterior, habrá una fusión entre Río de la Plata y el Santander de Argentina, que. dará lugar al primer grupo privado del país.

El pasado 10 de mayo, el Banco Francés Río de la Plata, filial argentina del BBV, anunciaba la unión con el Banco de Crédito Argentino. De esa forma, se constituía el primer grupo bancario Argentino con un activo total que ronda los 8.000 millones de dólares (más de un billón de pesetas). El banco español controlará el 30% de ese grupo, tras pagar unos 400 millones de dólares (cerca de 60.000 millones de pesetas).Ayer, tan sólo 17 días después, el Santander respondió. Hizo pública la operación de compra del paquete de control del Banco Río de la Plata de Argentina al financiero e industrial Gregorio Pérez Companc. El grupo cántabro toma el 35,06% de la entidad, con una opción de compra de un 15% adicional y se hace con el 51% de los derechos de voto. El banco español desembolsará 594 millones de dólares y cederá el control del 6% del Santander Chile, del que es accionista mayoritario, a Sudacia, empresa que forma parte del consorcio Pérez Companc. En total, la inversión será de unos 700 millones de dólares (unos 100.000 millones de pesetas). Esta cifra puede sufrir alguna variación, dado que está sujeta a revisión por las partes y a la autorización de los organismos de control correspondientes. El plazo máximo para que el acuerdo sea definitivo es de dos meses.

La operación se cerró tras quince días de negociaciones. El Citibank, banco estadounidense con el que suele trabajar la familia Pérez Companc, participó en la puja, según manifestaron fuentes financieras argentinas a Efe.

Desembarco español

El pacto recoge también la fusión posterior del Río de la Plata con el Banco Santander Argentina. Entre ambos formarán una entidad con unos activos totales de 10.000 millones de dólares (más de 1,4 billones de pesetas), lo cual, según el Santander, les colocará como el primer grupo bancario privado de Argentina. Eso sí, a muy poca distancia del que pilota el BBV. Entre las dos grandes instituciones financieras españolas controlarán casi el 14% del mercado argentino. En el mapa financiero de este país existe otro gran grupo privado, el Banco Gallego, y varios bancos públicos de volumen superior a aquél. El grupo cántabro calcula que la inversión será rentable en dos años.El Banco Río de la Plata cuenta con una cartera crediticia de 4.816 millones de dólares (unos 700.000 millones de pesetas), con un cuota de mercado del 6,9%. De acuerdo con los datos facilitados ayer por el Banco Santander, la entidad argentina tiene 4.334 empleados y una red de 167 sucursales con cobertura nacional. Controla unos depósitos de 3.592 millones de dólares (medio billón de pesetas) y tiene el mejor ratio de morosidad de la banca argentina, con un 3,04% y una cobertura del 105%. El banco argentino obtuvo en el último ejercicio cerrado, en junio de 1996, un beneficio neto de 90,3 millones de dólares (13.000 millones de pesetas). Al final del tercer trimestre del ejercicio en curso, es decir en marzo de este año, el resultado fue de 108,5 millones de dolares (15.500 millones de pesetas).

La familia Pérez Companc controla uno de los principales grupos industriales privados de Argentina, con participaciones en el sector del petróleo y derivados, de la energía eléctrica y de las telecomunicaciones. Pérez Companc S A cotiza en la Bolsa de Buenos Aires.

Tras conocerse la operación, Emilio Botín manifestó estar "muy satisfecho con el acuerdo alcanzado, tanto por la calidad del socio [Gregorio Pérez Companc] como por ser Banco Río de la Plata la mejor franquicia financiera del país. Es un acuerdo que fortalece nuestra estrategia en lberoamérica".

Distinta estrategia

La inversión del Banco Santander en Latinoamérica es de 3.400 millones de dólares (casi medio billón de pesetas) y cuenta con unos activos totales superiores a los 44.000 millones de dólares (más de seis billones de pesetas). El beneficio neto atribuible esperado para este año rondará los 400 millones de dólares (unos 57.000 millones de pesetas).Por su parte, la inversión latinoamericana aportó el año pasado al BBV 3,2 billones de pesetas de activo, 1,4 billones en créditos y 2,3 billones en depósitos. No obstante, su equipo directivo ha reiterado que es a partir de este año cuando se empezarán a recoger los auténticos beneficios de sus inversiones en la región.

La diferencia estratégica en tre ambos grupos en Latinoamérica radica que el Santander siempre ha apostado por tomar participaciones mayoritarias, en tanto que el BBV ha optado por entrar de la mano de socios locales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de mayo de 1997

Más información

  • La entidad responde a la reciente inversión del BBV en el país latinoamericano