Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CLÁSICA

Sustancia musical

Esta vez con cierto retraso, la Sinfónica de RTVE, dirigida por Sergiu Comissiona, estrenó el Premio Reina Sofía de la Fundación Ferrer Salat, correspondiente a 1995 y del que es autor el hispano-argentino Alejandro Civilotti. Nacido en La Plata en 1959, Civilotti estudió con Gerardi y después de venir a España siguió su formación junto a Joan Guinjoan y Josep Soler.No es la primera vez que el compositor se hace con premios españoles, pues ya en 1990 obtuvo el Luis de Narváez de Granada por un excelente cuarteto. La partitura presentada ahora, implicada en su nacimiento con la plástica del también argentino Cendagorta, se titula Cinco grabados para orquesta y constituye en su conjunto algo de gran belleza y, a pesar de su origen, de una objetividad musical incontestable.

Estreno del Premio Reina Sofía 1995

Orquesta y Coro de RTVE. Director: S. Comissiona. Obras de Civilotti, Rodrigo y Rasmaninov. Teatro Monumental. Madrid, 21 de marzo.

Civilotti domina la orquesta de manera que piensa y siente en sinfónico; huye de todo efectismo para subrayar lo que Falla denominaba sustancia musical. Es ahí donde reside la verdadera originalidad de un creador, la que otorga a su obra permanencia más real si se añade un impulso comunicativo tan fuerte como demostró la reacción favorable de un público ajeno a cualquier especialización.Como la versión fue clara, desentrañada y expresiva, pudimos gozar de los innumerables atractivos de una música verdadera y desentendida de posibles apriorismos para servir únicamente las intenciones estéticas del músico. También recibió muchas ovaciones la flautista María Antonia Rodríguez, al protagonizar el difícil Concierto pastoral, de Joaquín Rodrigo, escrito en 1978 y en el que suena con viveza, ingenio y personalidad el músico que hace 70 años alertara a los medios musicales de París con su Preludio al gallo mañanero, para piano, dedicado a Ricardo Viñes. El interesante programa se cerró con los cuadros sinfónico-corales de Rasmaninov, Las campanas (1913), en el que fueron solistas Manuel Cid, Ángeles Tey y John Cheek.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de marzo de 1997

Más información

  • ESTRENO DE ALEJANDRO CIVILOTTI