Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE etiquetará la carne de vaca a partir del 2000

Acuerdo tras la crisis de la encefalopatía

Los ministros de Agricultura de la Unión Europea aprobaron ayer por unanimidad el etiquetado de las carnes de vacuno sanas y la puesta en marcha de un sistema de identificación y registro de los animales. La entrada en vigor de la nueva normativa está prevista para julio de 1997, pero no se hará efectiva obligatoriamente hasta el 1 de enero del año 2000.

El etiquetado será obligatorio en los intercambios intracomunitanos a partir del 2000, pero podrá ser optativo dentro del territorio de los Estados miembros que así lo deseen. A través de las etiquetas, el consumidor estará informado del origen de la carne, así como del número de identificación y el sexo del animal, el método de engorde y otros datos relativos al sacrificio. Se trata de reforzar los mecanismos puestos en marcha para recuperar la confianza de los consumidores a raíz de la crisis de las vacas locas, causada por la aparición de casos de encefalopatía espongiforme en humanos supuestamente derivados del consumo de vacas enfermas.El Reino Unido e Italia levantaron su bloqueo a la nueva normativa, a la que se oponían, aunque ambos países condicionaron su aprobación a una concesión sobre compensaciones monetarias en agricultura que se sigue discutiendo.

Los ministros rechazaron la propuesta de la comisión para que el Parlamento Europeo tome parte activa en la decisión, en lugar de desempeñar un papel meramente consultivo, habitual en la Política Agrícola Común.

Los 15 se opusieron a esta medida, ya que requiere trámites largos que darían lugar a un retraso considerable en la puesta en marcha de las nuevas normas. Para oponerse se necesitó el acuerdo unánime de todos los países miembros.

Además del etiquetado, los 15 aprobaron la puesta en, marcha de un sistema de identificación y registro de los animales, que comprenderá la introducción de marcas en las orejas, una base de datos, pasaportes individuales para hacer un seguimiento de los animales y registros de cada explotación. Los ministros aceptaron la petición española para la expedición de pasaportes colectivos cuando el ganado proceda del mismo origen y tenga un único destino, como es el caso del ganado trashumante.

La base de datos deberá ser completamente operativa el 31 de diciembre de 1999, según fuentes comunitarias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de marzo de 1997