Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NACE LA TELEVISIÓN DIGITAL

Comienza el espectáculo

Los protagonistas de la cultura arropan la llegada de Canal Satélite Digital

"Más oferta es más libertad". Esta frase del director de cine, Alejandro Amenábar, el goya más joven del cine español, fue prácticamente coreada por el mundo de la cultura y el espectáculo, que ayer se dio cita en unos cines de Madrid para asistir a la presentación del Canal Satélite Digital. Directores de cine, actores y actrices, cantantes, escritores, músicos, financieros, industriales de la informática coincidieron en que, a partir de hoy, se abre un mundo nuevo.Blanco y plata. Estos dos colores marcaron el decorado de la presentación pública del Canal Satélite Digital, que se presentó en los cines Warner Lusomundo, en el centro La Moraleja de Madrid. Las dos salas preparadas para ver el vídeo explicativo de lo que es la nueva televisión digital y su oferta presente y futura se encontraban a rebosar. Fue el mundo del cine el que reunió más rostros conocidos. Había muchos goyas por metro cuadrado, más y menos recientes, y hasta un óscar. Manuel Gómez Pereira recogía las felicitaciones por su éxito de taquilla -El amor perjudica seriamente la salud-, al tiempo que resaltaba el interés de la propuesta digital al ofrecer al espectador una "libertad de elección inagotable" y mostraba su pasmo por la respuesta gubernamental -"tienen intereses por medio, ya que relacionan la comunicación con el poder político". Alejandro Amenábar no llegó solo. El último triunfador de los goyas -consiguió siete por Tesis- estuvo acompañado por los dos actores de su película: Fele Martínez, Goya al actor revelación, y Eduardo Noriega. "La televisión digital aporta calidad y variedad. A mayor oferta, mayor libertad", señaló Amenábar.

El cineasta Imanol Uribe no pudo por menos de recordar sus luchas militantes: "Es un hecho histórico y más con las dificultades que han aparecido y las circunstancias espúreas manejadas por el Gobierno. Como en los tiempos de la militancia, yo tenía que estar aquí", dijo categórico. Mariano Barroso, el director de Éxtasis, lo tenía igual de claro: "He oido ruido de correajes y he venido a apoyar la libertad de expresión". Las actrices María Barranco y Miriam Díaz Aroca se encontraron con sus compañeros de profesión Antonio Resines, Fernando Guillén Cuervo, Juan Luis Galiardo o Santiago Ramos, reciente goya al mejor actor. De enriquecimiento y salto importante para nuestro país calificó Miriam Díaz Aroca la apuesta digital de Canal Satélite y mostró su decidido apoyo: "Es un proyecto real que va a salir adelante a pesar de las mil. quinientas zancadillas". Mientras Santiago Ramos utilizó la palabra "intolerable" para calificar la actitud del Gobierno, Guillén Cuervo optó por la de "sospechoso". "España no puede quedar atrás en el campo de la comunicación. El Gobierno no está siendo consecuente con su ideología ultraliberal. Ese interés ahora por lo social y público es sospechoso".

Vicente Aranda sentía la paradoja de "simpatizar con los grandes capitales", pero no la necesidad de hacer demasiados análisis con respecto a la postura del Gobierno. "Son tropelías y sus intenciones claramente perversa?, dijo el director de Libertarias. Fernando Trueba llegó acompañado de su mujer, Cristina Huete, y del productor Andrés Vicente Gómez. Trueba no se sentía especialmente feliz. "Creo sinceramente que no va a repercutir positivamente en el cine español. Puede que nos atornillen más a la hora de hacer una película. Mi deseo es que esto suponga una inyección financiera para el cine español, pero hasta que no se demuestre no tengo mucho que decir".

Atentos espectadores a las pantallas digitales se encontraban también los directores Agustín Díaz Yanes, Miguel Hermoso, Alfonso Ungría, Manuel Gutiérrez Aragón, José Luis Borau, Basilio Martín Patino, Jaime de Armiñán, Gerardo Herrero, Gracia Querejeta, Gonzalo Suárez, Javier Rioyo o Azucena Rodríguez, así como numerosos productores, como Elías Querejeta, César Benítez o Pedro Pérez. Joaquín Oristrell hablaba de la metedura de pata del Gobierno por "intentar poner puertas al campo".

El mundo de la canción apareció vestido de cuero. Marta Sánchez lo hizo en tonos claros. Un abrigo negro hasta los pies llevaba Nacho Cano, y una chaquetilla lucía Miguel Ríos. "Como creador de canciones, considero que cuantos más operadores y vehículos de transmisión existan mejor. La pluralidad es beneficiosa", dijo Ríos, que coincidió con Aute y Manuel de la Calva (Dúo Dinámico).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de enero de 1997