Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fotonoticia:

Un pitillo después del Nobel

La poetisa polaca Wislawa Szymbrorska fue aclamada el martes en Estocolmo como estrella indiscutible de los Premios Nobel del 96. Galardonada por lo "maravilloso, profundo y sutil" de su poesía, Szymbrorska se ganó al público sueco a base de humildad: anunció que donaba a la cultura polaca 70 millones de pesetas de los 140 del premio y que rechazaba la fortuna que un benefactor anónimo le quiso dejar en herencia. La poetisa acabó su discurso entre grandes aplausos y con ganas de fumar. Ahí está, poco después, en el banquete que cerró los actos, rodeada de extraños y dándole al pitillo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de diciembre de 1996