Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De Shakespeare a Henry James

Refiriéndose al descabellado ritmo de producción en Hollywood, el famoso guionista y comentarista cinematográfico William Goldman acaba de denunciar en la revista Premiere que los ejecutivos del cine están enzarzados en un duelo de "sacar la polla a ver quién la tiene más larga".En tal panorama, resulta. aparentemente contradictorio que los escritores William Shakespeare, Henry James y el género operístico sean tres de las fuentes de inspiración que más están dando que hablar últimamente.

Shakespeare casi nunca ha estado fuera de la rueda de las adaptaciones cinematográficas. Ahora mismo recorre Europa el filme, un tanto incatalogable, Looking for Richard, en el que la estrella Al Pacino pone en pantalla un juego entre documento y ficción y entre encuesta y representación, que tiene algo de test expresivo del giro que está tomando el cine estadounidense de cara a esta nueva temporada. La reflexión de Pacino tiene algo, probablemente involuntario, de autocrítica de su gremio; y mirado desde este ángulo adquiere un significado adicional como tendencia, al margen de sus valores estrictamente cinematográficos. En EE UU también se ha instalado este Looking for Richard, realizado con presupuesto casero e inspirado en Ricardo III. Y también está ya en candelero una versión de Noche de reyes, con Helena Bonham Carter.

Dos María Callas

Con posterioridad a este ensayo se ha rodado otro Richard y, tras la reciente versión de Otelo, se acaba de estrenar en EEUU una revisión con aire posmoderno de Romeo y Julieta, protagonizada por Leonardo di Caprio y ambientada en una ciudad de neón y música rock. Esta versión MTV ha sido número uno en la taquilla de EE UU y tiene una dimensión de superespectáculo parecida a la del inminente nuevo Macbeth del británico Kenneth Branagh, que dura cuatro horas y tiene un reparto variopinto, incluyendo nombres insólitos como el del bufo Billy Crystal.El trabajo del novelista neoyorquino asentado en Inglaterra a principios de este siglo Henry James está en el origen de dos películas: Retrato de una dama, dirigida por la neozelandesa Jane Campion y que protagonizan Nicole Kidman y John Malkovich; y Washington Square, con Albert Finney, dirigida por Agniezka Holland.

En cuanto a la ópera, señalar que el éxito de Broadway Master class, sobre la diva María Callas, se va a llevar a la pantalla con Faye Dunaway en el papel principal, mientras que posiblemente Meryl Streep interpretará a la Callas en otra adaptación biográfica. La flauta mágica, de Mozart, y Tristán e Isolda de Wagner, también están a punto de comenzar a producirse para la gran pantalla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de noviembre de 1996