Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'CASO GAL'

Testigos o imputados

Los cuatro magistrados que discrepan de la mayoría de la sala lo hacen, entre otros aspectos, sobre la posibilidad que apunta la resolución de que Felipe González y José María Benegas sean llamados a declarar como testigos en el juicio oral del caso GAL. El voto particular estima que "no sería procesalmente correcto recibirles declaración como simples testigos", ya que existen "determinadas imputaciones" contra ambos. Advierte que al llamar a una persona a declarar como imputado, el juez "no hace un juicio crítico desfavorable contra el sospechoso".Frente al pretendido alcance inculpatorio contra González y Benegas de la petición realizada por los recurrentes para que declaren como imputados, los magistrados minoritarios entienden que "lo que persiguen no es otra cosa que oir a dichas personas sobre los hechos investigados en la causa, en razón de los cargos ocupados por las mismas durante el tiempo de su comisión".

Agregan que tal declaración podría acordarse como testigos o como imputados. Recuerdan que "como testigos tendrían obligación de ser veraces mas como imputados tendrían, entre otros, derechos, el de no declarar contra sí mismos y el de poder gozar de la asistencia de letrado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de noviembre de 1996