Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los talibanes prohiben a la población abandonar Kabul

El Gobierno integrista guiado por los talibanes endureció ayer las condiciones de vida de la población de Kabul a la cual se le ha prohibido abandonar la capital de Afganistán. Paralelamente, el mulá Mohamed Omar, líder y fundador del nuevo régimen islámico, ha instado a la comunidad internacional a reconocer a las autoridades de Kabul.

Centenares de personas se rremolinan desde la llegada de los talibanes hace una semana en la estación de autobuses de Kabul en busca de un pasaje hacia la ciudad oriental de Jalalabad en dirección a Pakistán. Las autoridades comenzaron ya desde primera hora de ayer a impedir la salida de viajeros, cuando emprendían el éxodo con todos sus enseres.

En cumplimiento con las leyes islámicas, los talibanes han ordenado que los hombres se dejen la barba, han obligado al rezo de la plegaria cinco veces al día, han prohibido la televisión, el cine y la música y han decretado la segregación sexual fuera del hogar. Los centros de enseñanza, en los que un 70% del profesorado son mujeres, siguen cerrados como consecuencia de esta última medida.

Pese a haber censurado el derrocamiento del anterior Gobierno de coalición, EE UU ha iniciado sus primeros contactos con los nuevos líderes. Un diplomático norteamericano se ha reunido con un mulá, designado por los talibanes como encargado de negocios de la Embajada afgana en Islamabad (Pakistán). La situación militar permanece estable. Los talibanes continúan concentrados a las puertas del valle de Panshir, último bastión del Gobierno depuesto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de octubre de 1996

Más información

  • Primeros contactos diplomáticos entre Washington y el nuevo Gobierno afgano