_
_
_
_

Agonía en Afganistán

Para los estremecidos habitantes de Kabul, víctimas de las bombas durante los últimos cinco años de sangrienta guerra civil, la victoria relámpago de los talibanes ha terminado con un horror que ha dejado miles de mutilados y reducido Kabul a escombros. ( ... ) Ayer la milicia consolidó aún más su control sobre el país, barriendo desde el norte y de una forma implacable a las fuerzas del Gobierno anterior y capturando las ciudades clave. La paz que han impuesto en su despertar es un régimen de hierro fanático. A las pocas horas de llegar a Kabul, promulgaron leyes que han transformado la vida en Jalabad, Kandahar y otras ciudades con reglas puritanas. Todos los colegios de niñas han sido cerrados. A las mujeres se les ordena permanecer en casa y no salir fuera si no es completamente cubiertas. A los hombres, que se dejen crecer la barba en seis semanas. ( ... ) La influencia de Occidente ha sido anatemizada. ( ... ) A lo largo de la historia, Afganistán ha sido el montañoso campo de batalla de los señores de la guerra y las tribus. ( ... ) Los talibanes son pashtuns, tradicionales gobernantes de Kabul, y su odio a las facciones rivales, los uzbekos y tayikos, es más profundo que las ideologías. ( ... ) La heroína no es la única sustancia mortal de la que se han aprovechado los talibanes. Los 20 años de agonía de Pakistán no se han terminado; pero su teocracia no necesita ahora de las armas del mundo, de su consejo o de su política. ( ... )1 de octubre

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_