Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno sube el impuesto del seguro de los coches y mejora la fiscalidad en vida y jubilación

El Gobierno anunció ayer una batería de medidas de muy distinto calado que incluirá en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos Generales del Estado. De entre ellas destacan las modificaciones tributarias en los seguros y la implantación de un NIF inmobiliario. Se crea un impuesto del 4% sobre todos los seguros, salvo vida y previsión social, pero sí sobre automóviles. Por el contrario, ayer se anunció "la exención" del 10% de los seguros individuales en el IRPF y la exención de las indemnizaciones de los seguros en los impuestos de sucesiones y donaciones. Con estas medidas, el Gobierno da una nueva vuelta de tuerca a la fiscalidad indirecta, que sube, mientras suaviza algo el impuesto sobre la renta, esta vez por la vía de los seguros.

El vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato, apareció ayer por sorpresa ante la prensa para dar cuenta de que el Gobierno había remitido al Consejo Económico y Social (CES) el anteproyecto de Ley de Acompañamiento de los Presupuestos Generales del Estado, que calificó de "ambicioso". Y lo es por el número de temas tan dispares que abarca, pero ayer no quedó nada claro si también lo es por el alcance de las medidas que establece. La inmensa mayoría de ellas no se explicaron y del anteproyecto no se vió ni una sola copia. Quizás porque, según fuentes de la propia Administración, mientras se contaba a la prensa todavía se daban retoques a un texto que el Gobierno no aprobará, según dijo el propio Rato, hasta el próximo 4 de octubre.En el totum revolutum anunciado ayer, en el que caben desde las infraestructuras hasta sanciones por transportar trabajadores ilegales destacan la siguientes medidas:

Seguros. Se crea un impuesto del 4% sobre los seguros dé riesgo, es decir, todos aquéllos que no son vida o previsión social, como jubilación. Sí afecta a automóviles, hogar, incendio, robo y viajes, entre otros. Con esta medida se calcula que se pueden recaudar por encima de 50.000 millones. Esta subida afecta, entre otras cosas a los seguros de automóviles, incluido el obligatorio. Según las estimaciones genéricas actualmente hay un millón de coches que circulan sin ese seguro.

En sentido contrario se suaviza la tributación de los seguros individuales y se atiende así una reivindicación tradicional de bancos, aseguradoras y CiU. Estos seguros tendrán una "exención" según dijo Rato del 10% en el IRPF. Afecta a los seguros de vida, que ya tienen en la actualidad una deducción de esa cuantía en la cuota del impuesto sobre la renta y se añadiría jubilación y, según manifestaron fuentes de la Administración ayer, podría afectar también a seguros a largo plazo, por ejemplo, los de ahorro a cinco años que ya hacen algunos bancos. Las indemnizaciones no se computarán en el impuesto de sucesiones o donaciones. Es decir el beneficiario de una indemnización de seguro de vida no tendrá que apuntarla en el impuesto de sucesiones.

Tasas. Se introduce una para los operadores de telecomunicaciones con el fin de financiar la Comisión Nacional del Mercado de Telecomunicaciones. Se suprime la de pensiones, fondas y hoteles y se revaloriza el resto en igual cuantía que el IPC Con las medidas en tasas el Gobierno calcula ingresar del orden de 35.000 millones de pesetas más.

NIF. Se crea un NIF inmobiliario, obligatorio en todas las transacciones en el sector, lo que permitirá controlar mejor esas operaciones.

Incapacidad laboral. Se abre la puerta a la mayor colaboración de las mutuas de accidentes de trabajo, que son colaboradoras de la Seguridad Social, para gestionar la incapacidad laboral. El obstáculo que enfrenta a mutuas y el Gobierno es que las primeras solicitan dar ellas mismas los partes de alta y baja por enfermedad.

Infraestructuras. Se abre la puerta a la mayor participación privada en las infraestructuras y a la posibilidad de utilizar los fondos de privatizaciones en obras de infraestructuras. Así, aparte de ampliarse los periodos de concesión hasta 75 años en obras hidráulicas o autopistas, se crea la Agencia de Infraestructuras Ferroviarias que, entre otras cosas, financiará el AVE Madrid-Barcelona. La idea es que en esa agencia participe la iniciativa privada aunque Renfe siempre tenga la participación de control.

Se implanta también el modelo alemán de contrato, es decir el contrato llave en mano, lo que permite al Estado que sólo se le reconozca la deuda de una obra, y pagarla, cuando esté terminada, pero es más dificultoso para las empresas ya que mientras dure la obra tienen que mantener en balance la propiedad de la misma.

Sanidad. Se intensifica el control del gasto con la introducción de la Intervención de la Seguridad Social en todos los centros del Insalud, la ampliación de la utilización de medicamentos genéricos, la preferencia por medicamentos más baratos y un mayor control sobre los médicos que extienden recetas.

Desempleo. Para recibir el susbsidio de desempleo el parado, no sólo tendrá que demostrar la carencia de rentas al inicio de la prestación, sino durante el tiempo que se matenga la misma. Rechazar una oferta adecuada de empleo de una agencia privada de colocación será como rechazarla del Inem.

Funcionarios. Se facilita una mayor movilidad mediante la creación de concursos para la asignación de funcionarios de unos departamentos a otros.

Salario en especie. No se considerarán así las acciones recibidas de las empresas en las que se trabaje hasta un límite de medio millón de pesetas que, por lo tanto, quedarán exentas de tributar en el IRPF. Pero esas acciones han tenido que ofrecerse en igualdad de condiciones a toda la plantilla de la empresa. La idea se dirige, fundamentalmente, a las privatizaciones de empresas públicas.

Transporte de ilegales. Se establecen multas de hasta 10 millones a quien transporte trabajadores ilegales. Los transportistas deberán pagar la repatriación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de septiembre de 1996

Más información

  • El Ejecutivo anuncia la creación de un NIF obligatorio en todas las transacciones inmobiliarias