Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gabriel Canellas fundó una urbanizadora cuando era presidente de Baleares

Gabriel Cañellas, ex presidente de Baleares y ex líder del PP regional, imputado por presunto cohecho y prevaricación en el caso Sóller (supuesto pago de comisiones ilegales al Partido Popular por la concesión de una obra pública), constituyó una importante sociedad inmobiliaria con grandes empresarios insulares, Balear de Técnica e Inversiones, SA, en febrero de 1986, cuando llevaba tres años en el máximo cargo institucional de las islas. En su inscripción en el Registro y en diferentes ampliaciones de capital, Cañellas declara ser industrial de profesión.

Balear de Técnicas e Inversiones sigue en activo y tiene ahora un capital de 120 millones. Gabriel Cañellas forma parte del núcleo de control con otros siete socios importantes, todos destacados financieros y propietarios del sector de la construcción que mantuvieron relaciones contractuales y por adjudicaciones con la Administración balear durante sus 13 años de mandato.Cañellas no ha ejercido ni ostenta ningún cargo ejecutivo en la sociedad citada, pero acudió a las diversas ampliaciones del capital inicial, que era de 10 millones, según la historia societaria y la razón que consta en el Registro Mercantil. En la actualidad posee, según dice, 200 acciones (dos millones de pesetas). El objeto social es la "compra, parcelación, promoción y venta de terrenos y edificaciones de todas clases ( ... ), explotación, inversión y participación en otras compañías".

En su declaración de la Renta de 1995, Cañellas manifestó ser accionista-propietario de Balear, así como de las firmas patrimoniales, industriales, urbanizadoras y comerciales Salinera Española, Ibifor, Palma Antigua, Servicio Estación, Centro Mallorca, Es Sementé, Hoteles Isleños y Centro Mallorca. En total, sus participaciones se elevan a más de 27 millones.

Después de su caída de las presidencias del Gobierno regional y del PP, Cañellas se ha volcado en la intermediación financiera, la dirección de sus intereses empresariales y el asesoramiento de inversiones turísticas. Así, a través de su despacho Cañellas Consultors, de Palma, ejerce de asesor externo de Banesto para la venta de activos inmobiliarios y hoteleros inmovilizados por impagos de hipotecas o créditos, y de consejero de Gran Tibidado para gestionar la financiación y las autorizaciones para un gran parque temático en Mallorca.

Con su presencia como fundador de Balear, Cañellas ratificó y amplió su alianza privada con grandes constructores en Massanella, SA, en la que también mezcló sus intereses personales con los más destacados contratistas de obras públicas, promotores de viviendas y suministradores de material para la construcción.

Sus socios son la familia Llull Sastre, el destacado promotor de viviendas Cañellas Bosh, el constructor Bartolomé Estelrich, el empresario de servicios y electricidad Jaime Bibiloni, el primer suministrador insular de gravas, dirigente empresarial y alcalde de Porreres (Mallorca), Pep Roig, y el promotor Llabrés Feliu. En Balear aparecen también como socios suyos los hermanos Ferrer Pons, dedicados a las contratas oficiales.

Cañellas fue presidente del Gobierno balear desde 1983 hasta 1995 y líder del PP regional desde 1979 hasta su forzada dimisión en verano del año pasado. A los pocos meses de tomar posesión de la presidencia autonómica fue investigado parlamentariamente al descubrirse que dos de sus constructoras, Zeus y Torcal, trabajaron en obras oficiales.

En los últimos años, Torcal ha sido la empresa que más dinero ha facturado por obras (60 millones) en la fundación privada Illes Balears, que controla Cañellas en base a las donaciones de grandes empresarios y que ha acumulado 1.200 millones de capital y patrimonio.

Al. ser denunciado por el PSOE en 1984 por las obras de Zeus y Torcal, Cañellas exhibió un vendí de sus acciones, pero en la Seguridad Social figuró como administrador de una de ellas hasta meses después de su llegada a la presidencia. También en las anotaciones del Registro Mercantil de Salinera e Ibifor figuró con cargos hasta después de su elección. Pese a los inconvenientes políticos, Cañellas creó una nueva promotora de reformas y construcciones, Palma Antigua, con Llabrés Feliu.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de agosto de 1996

Más información

  • Sus socios son grandes contratistas