Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oferta polémica de los archivos de TVE

El Gobierno ofrece a Castilla y León copia de uno de los grandes activos de la TV estatalSólo en Madrid hay almacenados 200.000 cintas de vídeo y 60 millones de metros de cine

Los fondos documentales que el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Rodríguez, ha propuesto entregar a la Comunidad de Castilla y León constituyen uno de los mayores activos del Ente Público RTVE. Profesionales de producción del mismo han estimado en más de 12.000 millones de pesetas sólo el valor de los soportes donde se encuentran almacenados 200.000 cintas de video y 60 millones de metros de cine, sin contar con los archivos de que disponen los centros territoriales. Diversas fuentes profesionales consultadas aseguraron que el valor de los contenidos y del uso de los derechos de autor es "incalculable". El Ministerio de Cultura, titular del archivo de No-Do, se ha declarado ajeno a esta operación.

El ofrecimiento hecho por Rodríguez, secretario de Estado de Comunicación, para que sean trasladados a Castilla y León los archivos de TVE y de No-Do -o según sus propias matizaciones posteriores, "una copia" de los mismos- ha provocado una ola de reacciones adversas entre los profesionales que gestionan ambos fondos. La directora general de RTVE, Mónica Ridruejo, contestó con el silencio la invitación de este periódico para que explicara ayer su versión sobre tan polémica iniciativa. Su servicio de prensa se limitó a indicar que "los archivos no se moverán de Madrid", aunque "existen conversaciones para que Castilla y León colabore con su mantenimiento". La ministra de Cultura, Esperanza Aguirre, tampoco respondió a la petición de que explicara el traspaso de los fondos de NoDo -o una copia de ellos- a la Junta de Castilla y León. Un portavoz de la ministra dijo escuetamente lo siguiente: "El Ministerio de Cultura no se pronuncia porque no ha tenido nada que ver con esta iniciativa, ni en su origen, ni en su desenlace".

Desde 1943 (año de nacimiento de No-Do) existen en ese archivo 4.016 noticiarios, 1.219 documentales que llevaban el título genérico de Imágenes y más de 700 documentales especiales. El fondo de No-Do acaba en 1981. "Este archivo es el mejor ordenado de todos y no ha producido ningún problema", ha señalado un productor privado que tuvo que usarlo recientemente. Aunque No-Do pertenece a Cultura, su parte operativa y las instalaciones materiales dependen de RTVE. Fuentes de la Filmoteca Nacional, entidad que comercializa los fondos de No-Do entre televisiones, empresas y particulares, señalaron que este archivo funciona sin ningún tipo de problemas en soporte Betacam al precio de 3.000 pesetas por metro.

"Una cortijada"

Al igual que los numerosos profesionales de TVE y de No-Do que ayer se manifestaron individualmente, el comité de empresa de TVE de Madrid salió públicamente al paso de la propuesta de Rodríguez tachándola de "insulto", "disparate", "cortijada" e "ignorancia". Según dicho comité, "el archivo está bien. Hay algún problema con un 10% de las cintas de vídeo de dos pulgadas [las más antiguas] que se encuentran en mal estado y su recuperación es prácticamente imposible. El resto de dos pulgadas se está repicando a Betacam [formato de vídeo profesional] en un plan a cuatro años con máquinas y trabajadores de TVE".Siempre en opinión del comité de empresa, el archivo está ordenado y catalogado. "Es un insulto a los trabajadores de documentación que alguien diga que hay que ordenar el material". Para la representación sindical, copiar esos archivos es "un auténtico disparate, que no cabe ni en Arganda, ni en Prado del Rey, ni en toda la provincia". En cuanto a la digitalización de las imágenes, los representantes de los trabajadores dijeron que "quien tiene que hacer esa tarea es precisamente TVE porque lo exigen los, cambios tecnológicos".

Sólo la Unión de Técnicos y Cuadros (UTC), sindicato minoritario de RTVE, se ha mostrado de acuerdo con que se abra "una reflexión" sobre los archivos.

'La transición'

De los fondos documentales de Televisión Española han salido el grueso de las imágenes utilizadas en series de tan enorme éxito como La transición, de Victoria Prego, que fue preparada por la televisión estatal durante cuatro años y emitida el año pasado por La 2. Esa serie es un buen ejemplo de la utilización que puede hacerse de los fondos documentales que hasta la fecha tiene TVE. Especialistas de la televisión estatal, consultados por este diario, están completamente de acuerdo con los representantes sindicales en que los archivos de TVE son "el principal activo del ente público", al igual que los de la BBC y otras grandes televisiones públicas europeas. Estas fuentes calculan que hacer una copia de una cinta de una hora cuesta entre 40.000 y 50.000 pesetas, o lo que es lo mismo, unas 3.000 pesetas por metro de cinta.

TVE de Madrid dispone de tres centros de documentación de imágenes. El de utilización más inmediata es el de Torrespaña, en especial para los informativos. El segundo gran centro, llamado el "edificio inteligente", se encuentra en Prado del Rey. Allí se almacena un archivo informatizado -se hizo en los primeros años de mandato socialista 83-84- que funciona "perfectamente", según usuarios del mismo.

El material de épocas anteriores es de más difícil acceso, en especial el del centro de Arganda (Madrid), donde se almacenan los informativos desde finales de los años sesenta y todos los setenta. Están tan sólo ordenados por años, por tanto es más dificil buscar temas concretos. Se encuentran en latas con soporte cine de 16 milímetros. Pero allí están dos décadas de historia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de junio de 1996