Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno nombra a la economista Mónica Ridruejo directora general de RTVE

El Secretario de Estado de Comunicación negoció la dirección de informativos

El Consejo de Ministros nombró ayer como nueva directora general del Ente Público Radiotelevisión Española a Mónica Ridruejo, una economista de 33 años que ha desarrollado su trabajo principalmente en empresas financieras y de comunicación. Sustituye en el cargo a Jordi García Candau. El Consejo de Administración de RTVE se abstuvo de dar su parecer sobre el nombramiento. Antes de ser nombrada la directora general Miguel Angel Rodríguez, secretario de Estado de Comunicación, negoció la dirección de Informativos de TVE con Ernesto Sáenz de Buruaga.

La nueva directora general tomará posesión de su cargo la próxima semana y expondrá al consejo de administración de forma más concreta sus planes para la nueva etapa y los nombramientos de altos cargos en el Ente Público.Uno de los nombres que más se ha citado como futuro director de informativos de TVE ha sido el de Ernesto Sáenz de Buruaga, actual jefe de informativos de Onda Cero. Sáenz de Buruaga, se entrevistó el pasado jueves en la sede de Presidencia del Gobierno con Miguel Ángel Rodríguez, Secretario de Estado de Comunicación, antes de que fuera nombrada la directora general. Para entonces ya se habían disparado los rumores de que Sáenz de Buruaga negociaba con Rodríguez su paso a la dirección de informativos de TVE.

De acuerdo con el Estatuto de RTVE el consejo de administración dio su opinión que equivalió a una abstención al no alcanzarse la mayoría de dos tercios de pareceres favorables al nombramiento. La designación de Mónica Ridruejo contó con el voto favorable de cinco de los nueve consejeros, los tres nombrados a propuesta del PP, el del PNV y el de consenso entre el PSOE y el PP. Se abstuvieron los tres consejeros propuestos por el PSOE y votó en contra el representante de IU.

Miguel Ángel Gozalo, presidente del consejo, interpretó que del proceso de la votación se había producido una cierta satisfacción y confianza en la nueva directora general y en el futuro de la casa. Según Gozalo, que mantuvo el jueves pasado un encuentro con la nueva directora general, ésta le expresó su deseo de abordar de inmediato los problemas económicos del ente público, que arrastra una, deuda de 235.000 millones de pesetas.

Antonio Santillana, en representación de los tres consejeros propuestos por el PSOE señaló que su decisión de abstenerse entrañaba una posición política "puesto que el nombramiento de director general debería haber sido objeto de una negociación y consenso que no se ha producido". Santillana recordó que el actual consejo se encuentra en funciones y que se podrían haber esgrimido razones Jurídicas para anular la votación como en su día hizo el PP por las mismas razones en el caso de Jordi García Candau. El recurso que presentó precisamente Federico Trillo, actual presidente del Congreso de los Diputados, contra el nombramiento de García Candau todavía no ha sido resuelto por el Tribunal Supremo.

El consejero de IU, José Manuel Martín Medem, justificó su voto en contra tanto por, la forma como por el fondo del programa del PP sobre la televisión pública.

Los trabajadores de RTVE, recibieron con expectación el nombramiento de la nueva directora general. El sindicato de Unión de Técnicos y Cuadros (UTC) hizo público un comunicado en el que mostró su esperanza y satisfacción por el nombramiento y exigió el cambio del actual modelo de consejo de administración de RTVE y acabar con el despilfarro.

Por otra parte fuentes del Comité General Intercentros señalaron a Servimedia que hubieran preferido que el gobierno hubiera nombrado un director general a un profesional de la casa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de mayo de 1996