Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los dos telescopios más grandes del mundo ya miran el Cielo desde Hawai

Los astrónomos de E E UU inauguran el observatorio Keck II

Mientras los astrónomos de todo el mundo tendrán que seguir esperando hasta el año 2000 para utilizar una docena de telescopios gigantes en proyecto o construcción, incluído uno planeado en España, los estadounidenses sé adelantan en estos observatorios de nueva generación, y al Keck I, que funciona a pleno rendimiento desde hace tres años, añaden ahora el Keck II, situado a 95 metros del primero. Este segundo excepcional instrumento científico se inaugura el próximo jueves en la cima del volcan apagado Mauna Kea, en Hawai.

El espejo principal del Keck II, idéntico al Keck I, mide 10 metros de diámetro -el doble que los mayores telescopios actuales-, y en Mauna Kea, a 4.500 metros de- altura, con una atmósfera extremadamente estable, destacan las dos enormes cúpulas blancas que alojan estos telescopios gigantes.Aunque la inauguración oficial del Keck II será el próximo día 8, los responsables ya saben que funciona: el pasado 27 de abril, el nuevo observatorio recibió la primera luz, como llaman los astrónomos al emocionante momento en que apuntan el telescopio al cielo y captan las primeras imágenes. Los instrumentos científicos -cámanas y espectrógrafos- . se completarán ahora y el Keck II será operativo el próximo octubre, según un portavoz del observatorio.

Los 20.000 millones de pesetas que han costado los Keck han sido aportados por la fundación privada W. M. Keck para la Universidad de California y Caltech. "Con ellos, Mauna Kea se afianza como el mejor observatorio del mundo, por ahora, mientras no empiece a funcionar el VLT [cuatro telescopios de ocho metros] que el Observatorio Europeo Austral (ESO) está construyendo en Chile", dice Carlos Eiroa, astrónomo de la Universidad Autónoma de Madrid y habitual observador (uno de los poquísimos españoles) en Hawai.

. Los Keck I y II están a 95 metros de distancia y no por casualidad. El objetivo es utilizarlos sincronizadamente, es decir, apuntando a la misma estrella o galaxia para combinar su luz y obtener imágenes de altísima resolución, como si fuera un observatorio de 95 metros."Con estos telescopios gigantes se observan mejor los objetos y fenómenos celestes. Además, cuando empiecen a funcionar en modo interferométrico [sincronizados] podremos ver mucho mejor los detalles espaciales en núcleos de galaxias, en zonas de formación estelar, en la muerte de las estrellas... incluso a enormes distancias, y será un impulso muy grande en la detección de nuevos planetas alrededor de otras estrellas", dice, Eiroa.

Pero la interferometría en este tipo, de telescopios es muy compleja y los responsables de los Keck no esperan poderlos usar en tandem hasta el 2000. Mientras tanto, un puñado de astrónomos estadounidenses, y sus in vitados elegidos, tendrán dos telescopios gigantes para adelantarse al resto del mundo en la exploración del cielo inaccesible con equipos de menor tamaño.

Un espejo especial para Canarias

La principal originalidad de los telescopios Keck es el espejo, la superficie que recoge la luz de las cuerpos celestes. Está compuesto por 36 exágonos que forman una superficie única de unos 10 metros de diámetro y un complejo sistema electrónico controla la posición exacta de cada segmento para. que el conjunto actúe como una pieza única.Un espejo segmentado como éste, diseñado por el estadounidense Jerry Nelson para los Keck, ha sido elegido para el proyecto del Gran Telescopio de Canarias (GTC), que recibió el visto bueno del ministro de Educación en funciones, Jerórimo Saavedra, para . su instalación en el observatorio. de la isla de La Palma. Si todo sigue adelante, el GTC podría estar listo poco después del 2000. El Instituto de Astrofísica de Canarias, promotor del proyecto, adoptó esta solución. en lugar de la de espejo único delgado de ocho metros de diámetro, de los telescopios de nueva generación que se están construyendo, como el Subaru japonés en Mauna Kea.

La idea de Nelson era arriesgada y no todos los expertos apostaban en principio por su efectividad, pero el resultado en el Keck ha sido excelente y el telescopio español podría ser el tercero en incorporar esta tecnología avanzada estadounidense.

Con su espejo de 10 metros de diámetro, los Keck tienen un áreacolectora de luz cuatro veces mayor que los grandes telescopios convencionales, de cuatro metros. A modo de comparación, el Hubble lleva un espejo de 2,4 metros, claro que, situado fuera de la atmósfera, el telescopio espacial evita la distorsión que ésta ejerce sobre la luz de las estrellas que llega a la superficie de la Tierra. A cambio, los Keck tiene la ventaja de ser capaces de captar mucha más cantidad de luz para poder analizarla mejor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de mayo de 1996

Más información