Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Recetas sindicales

Comisiones Obreras ha trasladado al ejecutivo regional alguna de sus ideas para favorecer el empleo. Por ejemplo, quieren que la Comunidad de Madrid condicione sus ayudas económicas, a la estabilidad en el puesto de trabajo. "Que la Administración vea si las empresas que reciben subvención tienen empleo eventual o fijo. Y si lo tienen eventual, que condicione su ayuda a que esos puestos de trabajo se conviertan gradualmente en indefinidos", dice Rodolfo Benito, secretario general de Comisiones Obreras en Madrid.Cuando las administraciones públicas compren distintos materiales, que elijan empresas madrileñas o españolas, propone el sindicato. "No hay que comprar bienes de equipo en empresas del extranjero que no crea n riqueza en este país. Aunque sean más baratos esos productos, a la larga son más caros", explica Benito.

El dirigente sindical propone, por ejemplo, que el Ayuntamiento de Madrid deje de adquirir autobuses en fábricas extranjeras. "Que compren a Iveco Pegaso o a Renault, que producen en Madrid".

También reclama Comisiones Obreras la participación de la banca privada en las inversiones productivas. Y la vinculación de Cajamadrid a los diversos proyectos regionales.

Sobre el suelo industrial, Benito apunta la necesidad de mejorar su calidad y abaratar su precio. Y propone fomentar la cooperación entre pequeñas y medianas empresas para que puedan ganar competitividad.

El sindicato UGT también tiene propuestas concretas a fin de conseguir que en la región se cree empleo. "Entre otras cosas", explica- Miguel Ángel Abejón, secretario de Acción Sindical, "es conveniente que se tenga mucho cuidado con las empresas extranjeras que se instalan aquí. Suece a menudo que vienen, se quedan con el mercado, esto es, hacen clientes, y después cierran, con lo que no sólo no se gana empleo, sino que a la larga se pierde. Esto ha ocurrido últimamente con las empresas químicas"

Otra idea de este sindicato es la de crear una especie de made in Madrid. "Sería un poco", dice Abejón, "como un sello para los productos de la región. Eso es, conseguir de alguna manera, basándose en criterios de calidad, que los productos de la región tengan cierta identidad particular. No es algo muy impactante, pero sí barato, y puede contribuir mucho".

Para los jóvenes, el sindicato UGT confía en que la Agencia Financiera, funcione con unos criterios claros: "No se trata de subvencionar a empresarios que tienen pérdidas, porque ese empresario no interesa. Hay que ser práctico: hay jóvenes con ideas pero sin dinero que también pueden crear empleo o emplearse ellos mismos si se les ayuda".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de abril de 1996