Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:TEATRO

Crónica familiar

Neil Simon es un autor serio, que refleja una vida real. La extraña. pareja, en cine, fue muy vista; la dieron en teatro con buen éxito Esteso y Pajares. Ángel García Moreno comenzó a traer la trilogía familiar de Simon: Perdidos en Yonkers y Mi querida familia. Ahora da la última obra: Destino, Broadway.El niño que representa al autor ha crecido: él y su hermano comienzan a colaborar en la radio con pequeños números cómicos, y el camino hacia Broadway está abierto. En torno a ellos, la familia vuelve a aparecer como siempre. Las obras anteriores gustaron mucho: no hay por qué dudar de que ésta va a tener el mismo destino, sobre todo a juzgar por el éxito del estreno, el de los actores y el del director. Es un buen teatro, bien construido y dialogado -la versión castellana es de Miguel Sierra- y, aunque resulte difícil pensar que el público español se identifica con personajes de características tan distintas, y de época muy anterior, hay que explicarlo por la universalidad que el autor es capaz de desplegar.. Y una nterpretación por un excelente reparto, donde antiguos y nuevos nombres se funden bien.

Destino, Broadway

De Neil Simon. Intérpretes: Amparo Baró, Luis Prendes, Pedro Civera, Isabel Mestres, Miguel Hermoso, Miguel Molina. Director: Ángel García Moreno. Teatro Fígaro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de abril de 1996

Más información

  • 'DESTINO, BROADWAY'